Buscador

miércoles, 31 de mayo de 2017

"Chancho Limpio", un sistema innovador y ecológico



Dos granjas de cerdos, "Paisendu" y "Puerquito Valiente", ambas ubicadas en el municipio de Vinto, están demostrando que sí es posible criar chanchos limpios y lograr que engorden en menos tiempo que con los sistemas tradicionales, además sin generar malos olores, sin la presencia de moscas y otros vectores y sin el uso de lagunas de oxidación, que contaminen las fuentes de agua.

"Chancho Limpio" como lo han denominado al sistema de "Cama Profunda" es una alternativa innovadora y amigable con el medio ambiente para la cría de cerdos. Las dos granjas mencionadas empezaron a aplicarla en junio del pasado año en coordinación con el ingeniero Gonzalo Zalles, experto en Porcicultura Ecológica.

El plan experimental de 12 meses es implementado en las dos granjas, en el marco del Fondo de Innovación y con el apoyo de la Cooperación Técnica de Dinamarca, Fundesnap y Fundación Valles y con perspectivas de que sea replicado por al menos 80 porcicultores del Valle Bajo.

Zalles explicó que este sistema de "Cama Profunda", originada en Hong Kong en 1970, ha sido adaptado a nuestra realidad y es aplicado por primera vez en el país, con resultados exitosos.

El experto detalló que el sistema consiste en el armado de una voluminosa "cama" sobre un piso de cemento con una capa de cal apagada (de 1 a 2 centímetros), otra de arena seca (de 5 a 10 centímetros) y finalmente una capa de chala de arroz sin polvillo (de 10 a 60 centímetros). El grosor de las capas varía si es para la fase de maternidad, destete y de engorde , y la capa de chala se va incrementando poco a poco según sea necesaria.

"Esta composición evita que se produzcan malos olores, la presencia de moscas u otros vectores que pongan en riesgo la salud de los chanchos", aseguró Zalles, quien resaltó que este sistema además mejora la calidad de vida de los animales, disminuye los costos de producción, reduce el uso de agua, y mejora los rendimientos.

Además genera ingresos adicionales para el porcicultor, pues después de ocho meses debe retirarse esta composición, que se convirtió en compost o abono orgánico y que puede ser vendido a los agricultores para mejorar la calidad de sus tierras y el rendimiento de sus cultivos.



"La producción, en las dos granjas, mejoró en un 50 por ciento"



PAISENDU

Alex Álvarez, hijo del propietario de la granja Paisendu

Alex confiesa que al principio no confiaban en el proyecto, pero ahora no lo dejarían por nada. "Antes los corrales eran de piso de cemento, cuando llevábamos a las crías a este lugar sufrían de diarreas y neumonía", comentó.

Con el nuevo sistema que están aplicando, "todos estos problemas se acabaron", aseveró, además su producción mejoró, porque ahora los animales pueden pesar más de 100 kilos en sólo cinco meses y la tasa de partos es mayor, de 8 a 13 por animal.



PUERQUITO VALIENTE

Jhony Ascuy, propietario de la granja Puerquito Valiente y la fábrica de comida balanceada

Ascuy aseguró que con el nuevo sistema la producción de su granja mejoró en un 70 a 80 por ciento, debido a que se ha reducido el tiempo de crecimiento de los animales y logran sacar chanchos listos para vender en cinco meses y medio.

Otro beneficio, resaltó, es que no existen olores en las chancherías y tampoco se enferman los animales.

"Ha reducido el estrés de los animales, ahora ya no pelean, sólo comen, duermen, juegan y osan", mencionó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario