Buscador

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Efectos de la sequía Ganaderos reporta muerte de 20.000 reses en el Chaco

La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) registra la pérdida de 20.000 cabezas de ganado a causa de la intensa sequía en la región del Chaco boliviano, informó su presidente José Luis Vaca a radio Santa Cruz de la red Erbol.

“La fatalidad es que la sequía en el Chaco continúa, estamos con 20 mil animales muertos, no solamente en el Chaco cruceño, sino también tarijeño y chuquisaqueño y en la zona de los valles como Saipina y Comarapa la situación es dramática”, manifestó Vaca.

Sostuvo que esta sequía no tiene precedentes porque es peor que la registrada en 1992 y 2010 y preocupa que habiendo recursos, el Gobierno no destine ayuda al chaco porque de los 48 millones de dólares, a la zona del Chaco y los valles “no llegó ni cinco”.

“No sé dónde se lo habrían distribuido, nosotros estamos esperando una reacción en ese sentido y que se puedan destinar recursos para paliar a los pequeños productores que están perdiendo todo, en fin el mediano y grande (productor) solucionan su problema, pero el 95% de la zona son pequeños ganaderos”, indicó.

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, dijo que saben que hay pérdida de ganado, pero no tienen información exacta de cuánto, y por ello pidieron al Senasag levantar información sobre la cantidad.

Consultado si podría reunirse con Fegasacruz, Cocarico indicó que se reunieron con el sector ganadero de Camiri, el Chaco chuquisaqueño y coordinó la compra de ganado por un valor de 7 millones de bolivianos y aseguró que el gobierno hace todos los esfuerzos para ayudar a la gente productora de ganado.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo), Reynaldo Díaz, reportó ayer que la aguda sequía registrada este año ocasionó una pérdida de al menos 866.000 toneladas de soya, maíz, trigo, girasol, sorgo y chía, que significa una caída del 54,5% de la producción en la campaña de invierno.

Esa caída en la producción de oleaginosas afectará las exportaciones nacionales y la economía de los productores.

El productor precisó que la siembra de soya debía ascender a 300.000 hectáreas en la campaña de invierno, pero debido a la fuerte sequía solo llegó a 207.000 hectáreas.

Mientras que la siembra de trigo solo llegó a las 6.000 hectáreas, cuando en 2015 superó las 15.000 hectáreas, agregó.

Dijo que la pérdida acumulada que tienen los productores asciende a 460 millones de dólares, producto de efectos climáticos “que se viene arrastrando de gestiones pasadas”.

El Presidente de Anapo sostuvo que ya se inició la siembra correspondiente a la campaña de verano, aunque con algunos inconvenientes en la provisión de semillas provenientes de la campaña de invierno.

Hasta el primer semestre de este año, la sequía en el país afectó a más 45.863 familias productoras, dañó 164.960 hectáreas de cultivos en 61 municipios y a 28 variedades de productos sembrados. El número de focos de calor llegó a 35.574.

Los efectos de la sequía también provocaron otros daños colaterales como la aparición de plagas, es el caso suscitado en el municipio de exaltación del departamento del Beni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario