domingo, 17 de enero de 2010

Aymaras fortalecen areteado de llamas en el altiplano

El “areteado” —colocado de presillas en las orejas— de las llamas es una de las actividades de los productores de los camélidos, que permite diferenciar, identificar y llevar un registro de los camélidos en las diferentes comunidades del altiplano boliviano.

La comunidad de Huarisata del municipio de Calacoto y el municipio de Curahuara de Carangas, respectivamente fueron escenarios de ese trabajo realizado por los técnicos de la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras (Mmasf) y de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi).

El gerente de la Mmasf, Alejandro Choque indicó que ese trabajo es parte del proyecto de Fortalecimiento a la Cadena Productiva a la Fibra de la Llama que se beneficia a las comunidades de cuatro municipios del departamento de Oruro y un municipio del departamento de La Paz.

“El areteado de las llamas es una de las actividades que ejecutamos anualmente que permite diferenciar, identificar y tener un registro de las llamas y cada una de sus características genotípicas que está referido a la descendencia y fenotípicas que hace referencia a la apariencia externa de la llama, este trabajo se efectuará con los técnicos de la mancomunidad y de Onudi”, señaló.

La Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras está integrada por los municipios de Santiago de Huayllamarca, San Pedro de Totora, Curahuara de Carangas y Corque del departamento de Oruro, además del municipio de Calacoto y Santiago de Callapa del departamento de La Paz.

Choque explicó que la actividad se replicó e Curahuara de Carangas, ya que se quiere hacer una capacitación en la zona de influencia y con los comunarios que se benefician con el proyecto.

“Lo que queremos es que, los hermanos beneficiarios de las comunidades, con este proyecto asimilen este tipo de prácticas y repliquen en cada una de sus comunidades para tener registro de las características de las llamas”, señaló.

Indicó que en el transcurso de las siguientes semanas se entregarán otros trabajos civiles que también están dentro el proyecto, como por ejemplo la entrega de vigiñas, bebederos, sistema de microrriego y otros.

Alejandro Choque manifestó con la entrega de las semillas y las obras civiles concluye la primera fase de este proyecto que tuvo un costo de más de tres millones de bolivianos fueron cofinanciados por el Programa Concertar Inter Cooperation, la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras, varias instituciones públicas y privadas como también la contraparte de los municipios beneficiarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada