Buscador

martes, 5 de julio de 2016

Sigue en caída el precio de la carne vacuna



Los ganaderos están atravesando un momento difícil con la gradual caída del precio de la carne bovina que se viene imponiendo desde hace seis meses. Esa situación se deriva de la sequía que los ha obligado a vender de manera compulsiva gran parte de sus animales para recuperar inversiones. Eso fue lo que provocó una sobreoferta con efecto bumerán para sus economías.

Si en julio de 2014 el precio promedio del kilo de la res viva en los centros de remate era Bs 9,50, en lo que va de este mes ha bajado a Bs 5,50, “y esto no se refleja en el valor con que llega el producto al consumidor, que no ha bajado un solo centavo”, indicó el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), José Luis Vaca.

Previo a una reunión con representantes de la Asociación de Ganaderos del Chaco (Asogachaco) y de la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni) para evaluar la situación que confrontan, Vaca refirió que varios productores están en riesgo de ingresar en quiebra porque no logran reponer sus inversiones.

Dio cuenta que Fegasacruz le pidió a la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, una reunión con la finalidad de que el gobierno municipal intervenga en la búsqueda de solución sin que ello signifique afectar al libre mercado.

“Una cosa es la libre oferta y demanda, y otra el agio y la especulación, que son delitos sancionados por la ley. Los intermediarios están incurriendo en el delito de la especulación, ya que estamos demostrando que el kilo de carne vacuna está en el nivel más bajo de toda la historia de la federación”, puntualizó.

Pocos en los puestos

El presidente de la Asociación de Carniceros (Adeca), Héctor Jiménez, afirmó que es cierta la baja de precios que sufren los ganaderos, pero que ese sector no puede bajar el costo porque los intermediarios les siguen vendiendo a costos altos.

Manifestó que los intermediarios compran el kilo vivo a bajo precio y lo comercializan entre Bs 14 y 15 el kilo gancho, llegando a vender a los carniceros hasta en Bs 19 (en La Paz).

Pero Jiménez abrió otro frente en este debate por el precio de la carne bovina, que a los consumidores llega a Bs 34 y 37 el kilogramo.
“No es una referencia el precio que se paga en los centros de remate de ganado bovino. Normalmente de ahí los que compran los llevan a los centros de confinamiento para engordarlos y obtener ganancia después de dos o tres meses”

No hay comentarios:

Publicar un comentario