Buscador

miércoles, 9 de agosto de 2017

Parasitosis e intoxicación matan a unas 300 reses en Villa Montes



Tras un diagnóstico el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) confirmó que más de 300 cabezas de ganado vacuno murieron por parasitosis, hemoparasitosis e intoxicación de yerbas. Fueron 24 puestos ganaderos los afectados por esta situación.

La institución actuó bajo el marco de vigilancia sanitaria, por lo cual realizaron el levantamiento de análisis para obtener el diagnóstico.
La jefa distrital del Senasag en Tarija, Fátima Pacheco, explicó que la parasitosis y hemoparasitosis se dio porque no hubo un control por parte de los mismos productores, por lo cual considera que fue un descuido de los ganaderos, porque la presencia de garrapatas es lo que provoca esa enfermedad.
Hasta el año 2015 las subgobernaciones realizaban la desparasitación de manera gratuita, pero posterior a esa gestión, Pacheco tiene conocimiento que no se lo volvió a hacer y la responsabilidad era de los dueños. En la actualidad se tuvo que lamentar la pérdida del ganado.
Por otro lado también se evidenció que la caída de ganado fue por intoxicación. La información que recabó la institución es que los animales consumieron algunas plantas que brotaron por las lloviznas que hubo en el monte.
Una situación similar se presentó en el municipio de Macharetí de Chuquisaca. Por lo cual Pacheco manifestó que la universidad pública de ese departamento en la actualidad realiza un estudio para determinar qué tipo de planta fue la que provocó esa intoxicación. Esa investigación se realizará en todo el Chaco y Tarija también se beneficiará de esos resultados.
“Entonces la caída de ganado fue por ambas cosas, la intoxicación acompañada de hemoparasitosis-sostuvo Pacheco-. Pero hemos iniciado el tratamiento para evitar más caída de ganado, esperamos que los ganaderos cumplan con todo el periodo, porque a veces piensan que con una dosis es suficiente, pero no es así, es todo un proceso. Estamos ayudando con la parte técnica y diagnóstico”.
Por su parte, el director de Desarrollo Pecuario del Gobierno Municipal de Villa Montes, Eloy Ochoa, manifestó que la mortandad de ganado no es reciente, sino de gestiones pasadas, con suerte el año pasado no se registró la caída de animales, pero en este 2017 sí.
La institución edil desplegó personal técnico para el diagnóstico laboratorial de la mortandad que se origina en esa región, pero también colaboró con asistencia técnica para la prevención, porque esa situación se agrava cada año.
“Hace dos años hubo esta mortandad, luego se paró y nuevamente se está volviendo a repetir estas enfermedades-sostuvo Ochoa-. La mortandad se está dando en pie de monte, algunos ganaderos perdieron cuatro animales, otros ocho. Mañana se tendrá una reunión con los ganaderos para hacer frente a esa situación. A llamado de los productores estamos saliendo como institución en coordinación con la Subgobernación y el Senasag”.
El País eN intentó comunicarse vía teléfono con el presidente de la Federación de Ganaderos del Chaco (Fegachco), Beimar Gallo, para conocer cómo está enfrentando el sector esa situación sanitaria. Sin embargo, pese a la insistencia, no fue posible establecer comunicación

Macharetí perdió 1.000 cabezas de ganado

Según la Agencia Bolivia de Información (ABI), el acalde de Macharetí, Eduviges Chambaye, informó el martes que 1.000 cabezas de ganado murieron a causa de una enfermedad desconocida que puso en alarma a los ganaderos de ese municipio.
Mientras que desde el Senasag de esa región aseguran que se trata de la picadura de la garrapata, sin embargo, los ganaderos aseguran que la muerte masiva es por la ingesta de nuevas especies de yerbas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario