Buscador

miércoles, 9 de agosto de 2017

Muerte de ganado activa protestas en Macharetí


RECOMENDACIONES

El SENASAG informó que el ganado enfermo está siendo tratado en el lugar y que recomendaron a ganaderos que desparasiten a sus animales para que la enfermedad se controle.

Los datos varían, pero al menos 400 cabezas de ganado murieron en Macharetí a causa de dos enfermedades transmitidas por garrapatas y por la posible intoxicación a raíz del consumo de plantas, según análisis preliminares. La mortandad provocó alerta en el municipio chaqueño, cuya Alcaldía fue tomada ayer por ganaderos que exigen atención y recursos para salvar el ganado que aún resiste.

Según los ganaderos de Macharetí, ya se superó el millar de cabezas perdidas a causa de la enfermedad que afirman que no se debe a garrapatas, como informó el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), tras el análisis de muestras.

“El mismo SENASAG local, de estudios realizados, manifestaba que la mortandad es por garrapata, pero definitivamente no creemos que esa sea la causa. El problema de garrapata lo tuvimos toda una vida en el Chaco y nunca tuvimos una mortandad en la magnitud de ahora, por eso creemos que ese criterio es muy apresurado porque hemos probado todos los medicamentos que nos han recetado e indicado y a ninguno hemos tenido respuesta positiva”, afirmó el alcalde de Macharetí, Eduviges Chambaye.

El titular del SENASAG Chuquisaca, Raúl Paniagua, precisó que la causa de la muerte del ganado se debió a la presencia de babesiosis y anaplasmosis en su organismo, enfermedades que habrían sido transmitidas a través de las garrapatas. Además, algunos ejemplares fallecieron con intoxicación por plantas, cuyo origen aún se analiza por especialistas.

“Se está esperando resultados, la Universidad apoyó con dos expertos que tomaron muestras que están en el laboratorio de bioquímica para saber la toxicidad de las plantas. Hasta el viernes se tendrán resultados”, aseguró. Respecto a las enfermedades citadas, el SENASAG envió ayer a Macharetí dos patólogos para que tomen nuevas muestras y se ratifique o descarte el primer resultado.

El ganadero Samuel Vacaflores afirmó, en declaraciones a radio Aclo, que cuantificar el ganado perdido es difícil, pero que el sector está seguro de que pasa el millar y que la enfermedad “están llegando a municipios vecinos en el Chaco tarijeño y de Santa Cruz”.

Según el productor, cada cabeza de ganado representa una pérdida de unos $us 250.

“Estamos en este momento adivinando qué puede ser, se habla de seis hipótesis (…) pero mira no sabemos qué hacer, hemos intentado por todos los medios hacer algo”, aseguró al indicar que exigen la presencia de las autoridades de desarrollo productivo y de desarrollo rural de los gobiernos Departamental y Nacional, además del responsable en Chuquisaca del SENASAG.

Los pobladores no descartaron continuar con movilizaciones en caso de no tener respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario