Buscador

lunes, 14 de agosto de 2017

Mataderos ilegales Estrés y sufrimiento de animales antes de morir

Para las organizaciones defensoras de los derechos de los animales, cuando ellos llegan a los mataderos clandestinos, se estresan y sufren al momento de enfrentar su pronto final de su vida, explicó la directora de Animales SOS, Susana del Carpio.

Bajo la primicia de que todos los animales, son inteligentes y entienden las diferentes situaciones por la que deben enfrentar, “cuando una vaca ve morir delante de ella a otra de su misma especie, inmediatamente siente terror, genera adrenalina, sostienen sangre en el músculo y como en los mataderos clandestinos no tienen una adecuada extracción de sangre, el cadáver del animal, no es inocuo (no apta para el consumo humano)”, añadió.

ANIMAL ENTRA EN TERROR

Para Del Carpio, ninguno de los mataderos en la región a excepción de Santa Cruz, puede decir que tienen un producto de carne inocuo, entendiendo que el animal a momento de ser sacrificado, no tiene que ver o darse cuenta de ese proceso, “en Bolivia los mataderos tienen 90º, lo que significa que cuando camina no sigue para adelante y antes de morir enfrenta el estrés porque las electrocutan, las punzan para que avancen, cuando el matadero debiera ser de pared curvada, para que no lleguen a ver que el animal morirá, es por eso que es imposible que la adrenalina en el animal genera retención de sangre en el músculo”, explicó.

Para Del Carpio, Senasag no hace su trabajo ni con mataderos legales, porque la carne no llega inocua a las familias, “porque acepta de legal al matadero Los Andes, donde aún los animales mueren con ensañamiento y el animal ve morir al otro”, añadió.

De acuerdo con la defensora de los animales, la Ley 700 de Protección Animal, en el artículo 350, penaliza la muerte de los animales con ensañamiento, siendo ese el método de varios mataderos, legales o no, explicó Del Carpio.

CARNE CON RIESGOS

Para la defensora de los derechos de los animales, explica que el cuerpo del animal, que es considerado en muchas familias como un cadáver no inocuo, en descomposición, por la cantidad de bacterias que se acumulan en la sangre, cuando a momento de morir, los músculos sostienen la sangre del animal.

Otra de las observaciones por parte de Del Carpio, es que las heces fecales del animal, suele contaminar el cuerpo de la res, porque siempre llega a ser suspendida de las patas traseras, cuando está viva, antes de darle un combazo, “no mueren de forma inmediata y estos animales defecan en su mismo cuerpo, por lo tanto la bacteria ecoli, empieza a contaminar la carne del animal, no solo en mataderos clandestinos, sino hasta en aquellos legales”, añadió.

La carne de res no sería la única que se contamina en el momento de morir, también la muerte de los cerdos, según Del Carpio, es otro proceso alarmante, donde llegan a caer a calderos con agua hirviendo, donde se mezclan las heces fecales, con la carne, “eso ocurre por ejemplo en el matadero de Los Andes”, denunció.

INTERÉS ECONÓMICO

Así como el municipio observa algunas acciones de Futecra, Del Carpio, establece que esta organización solo responde a intereses económicos, al momento de desviar la carne a otros mataderos ilegales, sino que permiten que la llegada de animales, sea inadecuada, en dos pisos al interior de camiones, donde los animales de arriba defecan a los de abajo.

“Al llegar los animales tarde, no comen, no están tranquilos e ingresan a una área de terror, todo eso hace que el producto que llega a las casas, no sea inocuo”, reiteró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario