Buscador

martes, 13 de junio de 2017

Los ganaderos se preparan para el período de estiaje



Los ganaderos de camélidos del municipio de Yunchará se preparan para la época de estiaje, pues consideran que es necesario tomar previsiones en el tiempo oportuno para evitar pérdidas futuras.

Así lo informó el asambleísta por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y ganadero, Basilio Ramos.

El legislador aclaró que aún no hay una alerta, no obstante en la zona media de Yunchará, en San Luis de Palqui, se constató que ya no sale el líquido elemento de algunas vertientes, razón por la cual los ejecutivos de las centrales campesinas advierten a los gobiernos municipales y subgobernaciones que también tomen sus previsiones para coadyuvar al sector ganadero con cisternas de agua para cuando se requiera.

Sobre el forraje, Ramos refirió que la reducción será gradual en las praderas de Tajzara, razón por la cual desde ahora se alertó a los comunarios sobre ello. Sin embargo, espera que la época de estiaje no afecte de manera considerable a esas zonas.

Desde hace dos gestiones la sequía llegó a la zona alta de Tarija con gran impacto, situación que causó la muerte de los animales por falta de agua y forraje.

Actualmente, en el territorio nacional existen unos tres millones de cabezas de ganado, entre llamas, alpacas, vicuñas y huanacos, y unos 500.000 ejemplares para la reproducción de la ganadería.

Según información de la entidad de los ganaderos, en todo el territorio nacional, se crearon 36 asociaciones: 20 corresponden a organizaciones que trabajan con fibra, ocho que trabajan en la transformación de carne y ocho que realizan la transformación de cuero.

Entre las cuatro regiones (La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba) se producen en total 12.530 toneladas de carne de camélidos por año. De esta cantidad, 11.461 toneladas corresponden a llamas y 1.069 toneladas a alpaca, variedad que no es muy consumida en el país por su escasez.

Durante la época de estiaje de la gestión pasada, la sequía y la falta de forraje pusieron en riesgo a más de tres millones de cabezas de ganado camélido en seis departamentos de Bolivia, por lo que los productores exigieron a las autoridades departamentales y al Ministerio de Desarrollo Productivo, ejecutar programas de emergencia para evitar la mortandad de la ganadería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario