Buscador

viernes, 24 de marzo de 2017

Cetabol exportará semen bovino



Kassan e Hindú son los dos primeros toros bolivianos de alta genética de la raza Nelore de los que se colectará semen para exportarlo a Brasil a través del Centro Tecnológico Agropecuario en Bolivia (Cetabol), cuyo laboratorio recibió ayer el aval del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil para realizar dichos envíos luego de demostrar el cumplimiento de una serie de requisitos de bioseguridad.

El laboratorio de Cetabol funciona desde 2010, pero hasta la actualidad ha sido el único que cumplió con los requisitos sanitarios que exige Brasil, el primer mercado habilitado para exportar genética. En sus instalaciones se encuentran Kassan e Hindú, de quienes ya se empezó a colectar el primer pedido del vecino país: 10.000 pajuelas de semen. Una pajuela es un recipiente pequeño similar a un tubo que tiene la capacidad de almacenar 0,5 ml, donde estarán reunidos al menos 40 millones de espermatozoides. Esa cantidad es suficiente para preñar a una vaca a través de las vías artificiales.

Los reproductores, en cada eyaculación, pueden acumular entre 35 y 800 pajuelas, todo dependerá de las características propias del animal y de las características nutricionales a las que esté sometido, aunque se puede hablar de un promedio de 250, indica Marco Antonio Vargas, jefe del departamento de ganadería de Cetabol.

En el caso de Kassan, que se encuentra un año en predios de Cetabol y en constante colecta, Vargas afirma que hay un registro de almacenamiento de unas 7.000 pajuelas, las cuales son comercializadas y, hasta ahora, convertidas en grandes reproductores caracterizados por producir terneros con importante ganancia de peso y precocidad, lo cual representa mayores ingresos para el ganadero porque podrá comercializar terneros más pesados en menos tiempos.

Requisitos de bioseguridad

Cada animal que pretenda colectar semen con fines de exportación debe cumplir con rigurosos requisitos de bioseguridad. A decir de Vargas, primero debe permanecer aislado de otras reses en su propiedad durante 30 días, tiempo en el que ingresará a predios de Cetabol donde continuará por otros 35 días aislado de otros animales. En ese tiempo los técnicos del laboratorio verificarán sus condiciones sanitarias y, cumplido ese plazo, le darán la autorización para colectar semen, el cual será congelado con nitrógeno hasta por un tiempo indefinido.

Según el especialista, el laboratorio de Cetabol garantiza la sobrevivencia del 50 por ciento de los espermatozoides almacenados en cada pajuela al momento de descongelarlos para la inseminación, es decir, que de 40 millones sobreviven 20 millones. Sin embargo, Brasil sólo exige 6,5 millones de espermatozoides vivos por pajuela.

Arduo trabajo

Pero el avance genético y la posibilidad de exportar semen bovino es fruto de un arduo trabajo tanto de cabañeros como del Servicios Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), que lograron en septiembre de 2016 la homologación de protocolos sanitarios con Brasil que viabilizó dicha comercialización.

Se trata de una importante inversión económica por parte de los cabañeros cruceños dedicados al mejoramiento genético, aunque también hay grandes ingresos por la venta de material genético. Según Osvaldo Monasterio, propietario de la cabaña Sausalito, a la cual pertenecen Kassan e Hindú, el primer pedido de 10.000 pajuelas de semen (5.000 cada uno) debe estar listo para el mes de mayo. El precio de cada paquete oscila entre 8 y 15 dólares.

Alta genética

Cabaña Sausalito funciona hace más de 50 años y actualmente es una de las más importantes en producción de animales de alta genética. Según Monasterio, ya en 1997 uno de sus ejemplares, llamado Huracán, que participó en una feria en Brasil, se quedó en ese país para reproducir su alta genética.

Hito histórico

Distintas autoridades calificaron la habilitación del primer laboratorio boliviano para exportar genética bovina como un hecho histórico para el país, puesto que permitirá incrementar los volúmenes de exportación con la incorporación de otras cabañas productores de bovinos de alta genética afiliadas a la Asociación Boliviana de Criadores de Cebú (Asocebú).

Al respecto, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dijo que se trata de una muestra de la competencia a nivel internacional con la que cuentan los productores bolivianos. "No cualquiera exporta a Brasil, y peor todavía hablando de ganadería, porque Brasil tiene un cúmulo de investigaciones que lo hacen una potencia ganadera en la región, y que Bolivia esté exportando semen a ese país es un hecho realmente importante", agregó.

El presidente de Cetabol, Isao Sakaguchi, aseguró que esta organización cumple con todas las exigencias sanitarias, de infraestructura, equipamiento y personal técnico que exige Brasil, por lo que ratificó el compromiso de realizar dicha exportación. "Si logramos exportar semen a Brasil, es una prueba irrefutable que en Bolivia también tenemos animales de alto valor genético, fruto del esfuerzo y trabajo del productor ganadero que está siendo reconocido y valorizado en nuestro país vecino", añadió.

Por su parte, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy Suárez, indicó que este hecho es una resultado de décadas de sacrificio por parte de los productores que apostaron a que Santa Cruz y Bolivia sean conocidos a nivel internacional. Sin embargo, pidió al Gobierno nacional, a través de Cocarico, otorgar más atención al sector ganadero que desde hace varios años lucha contra el delito del abigeato (robo de ganado), el cual, a criterio de Suárez, debe tener una pena mayor.



ISAO SAKAGUCHI | PRESIDENTE DE CETABOL

“Si logramos exportar semen a Brasil es una prueba irrefutable que en Bolivia también tenemos animales de alto valor genético fruto del esfuerzo y trabajo del productor ganadero que está siendo reconocido y valorizado en nuestro país vecino”



PAJUELA

* Una pajuela es un recipiente pequeño que almacena 0,5 ml, donde hay al menos 40 millones de espermatozoides, cantidad suficiente para preñar a una vaca a través de las vías artificiales.

* Tras descongelar la pajuela para la inseminación, sólo sobreviven unos 20 millones de espermatozoides.


No hay comentarios:

Publicar un comentario