Buscador

domingo, 1 de enero de 2017

Sequía en la zona alta mató 1.500 ovejas y 600 llamas



La fuerte sequía que se registra desde el 2015 en la zona alta del departamento de Tarija,

y se mantiene latente hasta la fecha, mató a unas 1.500 ovejas y a más de 600 llamas en diferentes comunidades dentro el municipio de Yunchará. Hubo problemas de enfermedades en los animales, a causa de la falta de agua y forraje.
Esta información la dio a conocer el asambleísta por el Movimiento Al Socialismo (MAS) de ese municipio, Basilio Ramos, quien informó que por la falta de agua y forraje para los animales las familias campesinas de diferentes comunidades de la segunda sección de Avilés perdieron unas 2.100 cabezas de ganado, entre ovejas y llamas.
“Según una evaluación rápida con los dirigentes de las comunidades, la mortandad de ganado este año por los efectos de la sequía ha sigo grave. Han muerto por lo menos unas 1.500 ovejas y 600 llamas de todo tamaño por falta de agua y pasto que no existe en la praderas desde hace meses”, explicó Ramos.
La autoridad aseguró que el número de animales muertos por falta de agua y forraje en las zonas más lejanas y secas puede incrementarse en los siguientes días, por el cambio de temporada en los campos. Situación que genera enfermedades como la diarrea, cólicos y parásitos en los animales recién nacidos y en pleno crecimiento.
El subgobernador de Yunchará, Eleodoro Jurado, manifestó que el problema de la sequía en su región, además de la mortandad de ganado, terminó con el cien por cien de los cultivos de papa, maíz, cebada, haba, oca y algunos frutales como la uva, manzana y durazneros principalmente en la cuenca del Río San del Oro. Además la falta de lluvias y agua en casi dos años, tanto para el consumo de la población, animales y cultivos en las 45 comunidades del municipio de Yunchará, provocó la migración del 50 por ciento de las familias a otras ciudades como Tarija, Santa Cruz y el norte argentino.
“La falta de agua llevó este año a que las familias campesinas de nuestras comunidades migren en un 50 por ciento a otras parte del país y Argentina, porque la situación en nuestra zona es crítica. Y de continuar el fenómeno de la sequía nuestro municipio va tener una migración masiva en los próximos meses”, advirtió.
Ante esa situación, el ejecutivo de la Central de Campesinos de Yunchará, Leoncio Farfán, indicó que los pobladores campesinos de esa región solicitaron a las autoridades del Municipio y de la Subgobernación que el próximo año los recursos económicos de sus presupuestos lo destinen, en su mayoría, a la ejecución de proyectos de agua para el consumo de las familias y riego para la producción agrícola.
Las autoridades municipales de esa región calculan que entre el 2015 y esta gestión 2016 los efectos de la sequía y la falta de agua dejaron en el sector agropecuario una pérdida cercana a los 12 millones de bolivianos y a más de 2.000 familias afectadas en toda la zona alta de Tarija.

El Puente no resuelve la falta de agua potable

Otra de las regiones en el departamento de Tarija que desde el 2015 sobrevive a la falta de agua es el municipio de El Puente, pues los efectos de la sequía dejaron una pérdida de 35 millones de bolivianos y afectó a más de 5.000 familias hasta la fecha, según la evaluación de las autoridades municipales.
Ante ese panorama el alcalde de El Puente, Hugo Girón, informó que junto al Gobierno Nacional destinaron más de tres millones de bolivianos para la perforación de 10 pozos de agua en los diferentes distritos de la segunda sección de la provincia Méndez. De esa manera se prevé resolver la falta de agua que es un problema recurrente todos los años.
Por su parte, el subgobernador de ese municipio, Bartolomé López, informó que los problemas de la sequía y la falta de agua en las comunidades campesinas de la segunda sección de Méndez continúan sin resolverse, porque hasta la fecha las autoridades de la Gobernación no trasfirieren los recursos económicos necesarios para la atención a los damnificados y la ejecución de proyectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario