Buscador

viernes, 25 de noviembre de 2016

Hato ganadero Chaco perdió 20.000 cabezas por sequía

Los ganaderos de Santa Cruz garantizaron la provisión de carne para el mercado interno y el precio estable por fiestas de fin de año, pero demandaron ayuda para los pequeños productores golpeados por la sequía principalmente en la zona del Chaco donde murieron al menos 20.000 cabezas de ganado.

“La carne no va a tener ninguna incidencia porque la zona del Chaco, si estamos hablando de las 20 mil cabezas muertas de 500 mil que hay, entonces no va influir en el mercado”, apuntó el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), José Luis Vaca.

Remarcó que no va haber escasez de carne porque las 20.000 cabezas de ganado muertas “son terneros y vacas viejas que no estaban dentro del circuito de la oferta de la carne este año ni el próximo”.

Más aún, indicó, que hace más de un mes llovió en la Chiquitanía y “ya hay ganado gordo de nuevo, la oferta es normal, y no hay pretextos para especular por fin de año”.

Sin embargo, el dirigente reclamó al Gobierno por la falta de ayuda a las familias productoras que fueron afectadas con la muerte de ganado, y que en general son pequeños criadores.

FAMILIAS

“Lo que tenemos que ver es qué está pasando con esas familias que se están quedando sin nada, hay cerca de 30 mil familias afectadas en el Chaco, hay familias que han sufrido la muerte de más de 100 cabezas de ganado y eso es una pérdida grande para el pequeño productor”, refirió.

Dijo que por esta situación los pequeños productores no tienen cómo movilizarse, cómo vender su ganado o quién les preste dinero.

“Ese tipo es comunario, estamos hablando hasta de la base social del mismo Gobierno, y a esa base el Gobierno lo tiene en abandono”, lamentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario