Buscador

viernes, 12 de agosto de 2016

La falta de forraje reduce la producción de leche y carne



La escasez de maíz y forraje en el valle central de Tarija y la provincia Gran Chaco redujo en este primer semestre del año la producción de carne y leche criolla hasta en un 40 por ciento, situación que ya provocó el incremento de dos bolivianos en la carne de pollo y un desabastecimiento de carne de chancho en los principales mercados de la capital.

Esta realidad la confirmó el dirigente campesino de la provincia O`Connor, Claudio Sánchez. El comunario señaló que no existe maíz ni forraje en los potreros de las comunidades para la alimentación de los pollos, chanchos y vacas, situación que repercutirá en la falta de carne y leche en los mercados.
Según el dirigente del municipio de Entre Ríos, los productores avícolas de casi todas las provincias de Tarija son quienes más problemas tienen para conseguir un quintal de maíz y alimentos balanceados en esta época del año, motivo que obligó a este sector a incrementar el precio por kilo de pollo, de 15 a 17 bolivianos.
“Estamos preocupados porque no hay maíz para los pollos, chanchos y vacas, el costo también se ha elevado de 55 bolivianos a 110 el quintal, situación que se pone peligrosa para el sector productivo”, dijo Sánchez.
En el caso de los productores de carne y leche criolla de ganado vacuno en el valle central, la producción se redujo hasta en un 40 por ciento, en la provincia Gran Chaco, Arce, Méndez y Avilés, por la falta de forraje y agua para la ganadería, sostuvo el dirigente de la central provincial de Padcaya, Antonio Montero.
“La producción de leche y carne criolla hasta el momento ya se redujo hasta en un 40 por ciento, por falta de alimentos, forraje y agua, y en los próximos meses la situación va a ser peor si no se toma previsiones”, agregó Montero.
Este panorama crítico para miles de productores de ganado criollo en el departamento obliga a buscar de manera individual, con sus propios recursos económicos, a cada ganadero, forraje de otras zonas como Bermejo y el Chaco, y trasladar agua por cisternas para evitar la mortandad de los animales, sostuvo el dirigente de la provincia Arce.
Otro sector que también comenzó a reportar pérdidas son los ganaderos de porcinos de los tres municipios chaqueños y de Entre Ríos, quienes aseguran que, a consecuencia de la falta de maíz, alimentos balanceados y agua, se vieron obligados a paralizar el faenado de los animales y, por ende, la venta de carne en los mercados, que inmediatamente incrementó unos 3 bolivianos más por kilo de gancho.
El panorama es complejo para los ganaderos en la región, sostuvo el dirigente de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (Fsucct), Osvaldo Yucra, por lo que exigen a las autoridades municipales, departamentales y nacionales destinar recursos económicos para la compra de forraje y alimentos balanceados para el ganado.
El dirigente advirtió que, en caso de continuar la sequía y las heladas en otras zonas en los próximos meses, productos como la carne, leche, huevos, queso y otros productos lácteos desaparecerán de los mercados y sufrirán modificaciones en sus precios.
Debido al desabastecimiento de algunos productos de primera mano, en los mercados de abasto de la zona del Campesino se comenzó a sufrir un incremento, son los casos de la carne chancho, pollo, productos lácteos y también algunas hortalizas, papa y tomate, informó el jefe de mercadeo del Consejo Regional de Abasto y Mercadeo Agropecuario (CRAMA), Jesús Huallpa.
La situación fue corroborada por el intendente municipal de Cercado, Nelson Ruíz, quien señaló que efectivamente, los precios en los mercados varían constantemente por la falta de los mismos y principalmente por los cambios climáticos que afectaron a diferentes sectores en pasados meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario