Buscador

miércoles, 27 de julio de 2016

Avícolas piden la importación de 500 mil toneladas de maíz

Productores avícolas de Santa Cruz piden la importación de al menos 500 mil toneladas de maíz, para asegurar la producción y provisión de carne de pollo en el segundo semestre del año. La sequía afectó la producción de la gramínea en el oriente del país.

Las pérdidas por la falta de lluvias causaron un déficit de 160 mil toneladas de maíz, mientras que la demanda del sector es de 500 mil toneladas solamente en el departamento cruceño.

"Las 500 mil toneladas serían sólo para Santa Cruz y sólo para el sector avícola, no hemos tomado en cuenta en esa provisión otros departamentos ni a los porcinocultores y productores de leche”, indicó el presidente de la Asociación de Avicultores (ADA) de Santa Cruz, Ricardo Alandia.

Los productores avícolas señalan que de no tener un stock considerable no podrán abastecer a las granjas, lo que derivará en una menor oferta de carne de pollo para fin de año.

"En Santa Cruz, en 35 días sacamos pollos más pequeños y en Cochabamba con 45 días sacan más grandes. Si tomamos en cuenta 45 días como promedio, para ese periodo el productor debe tener ya el grano asegurado o si no va a cargar la granja”, expresó Alandia.

El presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor), Vicente Gutiérrez, sostuvo que la importación es necesaria, ya que la cosecha en el sur del país no podrá abastecer la demanda de los avícolas.
"La cosecha (de maíz) recién está comenzando y vamos a sacar 400 mil toneladas de maíz al mercado, lo cual cubrirá las necesidades de los avícolas”, subrayó Gutiérrez.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó ayer que la importación de maíz es muy probable, pero que aún se evalúa la posibilidad, mientras se esperan los reportes de la Cámara Agropecuaria del Oriente y de la Asociación de Productores de Oleaginosas.

"Es muy posible que importemos maíz, es una posibilidad que se tiene abierta, pero primero queremos evaluar la situación por la que pasa el agro”, dijo. Puntualizó que actualmente no hay escasez de maíz, por lo que no debería subir de precio, como denunciaron los productores avícolas de Cochabamba .

"Tenemos maíz y se está entregando a los avícolas; seguro se ha dado algún tipo de especulación, pero ése es un tema que ya se esté trabajando con las instancias correspondientes”, aclaró.

Al respecto, el presidente de Promasor explicó a medios cruceños que el alza de precios se produjo por los anuncios de escasez de las avícolas.

"Se habló muy pronto de escasez, cuando todavía no había llegado al mercado la cosecha del sur, recién está saliendo el producto al mercado”, lamentó.

El domingo pasado, la Asociación de Avícolas de Cochabamba, mediante una carta abierta publicada en medios de prensa, se declaró en emergencia, ya que está en riesgo de perder 145 millones de dólares si no se resuelve el incremento de los precios del maíz a causa de la sequía de esta campaña agrícola.

Piden al Gobierno que se libere la importación de esta gramínea, que se utiliza como alimento de aves. A causa de la sequía, el 77% de los cultivos de maíz y sorgo ha sido afectado.

Carestía de maíz

Crecimiento De acuerdo con los productores avícolas, un pollo crece en un promedio de 45 días, por lo que el criador debe tener alimento para ese periodo completo con el fin de asegurar su llegada al mercado.
Producción De no ser resuelta la escasez de maíz para alimentar a las aves, la producción se reducirá de cara a la temporada navideña, denunció la Asociación de Avícolas de Cochabamba.

Anapo pide que reprogramación incluya a casas comerciales

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas (Anapo), Reynaldo Díaz, pidió que la reprogramación de deudas propuesta por el Gobierno se amplíe a las casas comerciales e industrias con las que los productores agrícolas también tienen obligaciones.

Esta propuesta debe incluir a otros acreedores de los agroindustriales debido a la fuerte incidencia de su actividad en otras industrias.

"Nuestro trabajo repercute en la industria aceitera, en la pecuaria, en la de servicios, por eso no nos podemos detener”, agregó.

Al momento, el ejecutivo de Anapo señaló que son cuatro los cultivos con producción afectada por la sequía en el oriente del país: trigo, girasol, maíz y soya.

"Estos cuatro cultivos han sido afectados en casi un 80%, lo que representa una pérdida de 450 mil toneladas de producción menos”, lamentó.

Díaz explicó que en la cosecha de invierno de este año hubo una pérdida de 40.000 toneladas de trigo, 30.000 toneladas de girasol, 120 mil toneladas de maíz y 260 mil toneladas de sorgo.

Con respecto a la soya, el ejecutivo de Anapo sostuvo que sólo se pudo sembrar un tercio de las 300 mil hectáreas planificadas.

"El caso de la soya es preocupante porque se estimaba sembrar 290 mil a 300 mil hectáreas y solamente se ha llegado a un tercio, lo cual pone en riesgo la actividad económica y también la provisión de la semilla de soya para la próxima campaña de verano 2016-2017, en la cual esperamos sembrar cerca de un millón de hectáreas”, explicó.

Las pérdidas del sector, por los fenómenos climáticos adversos, representarían unos 122 millones de dólares para los productores de soya, maíz, girasol y sorgo, de acuerdo con las estimaciones de los productores.

El arroz fue el producto más afectado por la sequía en el oriente



El arroz fue el producto más afectado por la sequía, ya que registró un 28% de decremento en la producción, a consecuencia de otros fenómenos como la bacteriosis, según datos proporcionados por el INIAF, informó el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocaríco.

Según la autoridad, a raíz de la falta de lluvias el grano sufrió de la enfermedad de la bacteriosis, la cual se presenta especialmente en periodos de baja precipitación pluvial. "A causa de la sequía se ha presentado esta enfermedad, que genera espigas sin grano o con granos poco desarrollados”, dijo.
Con respecto a los otros productos afectados por la falta de lluvias, Cocarico dijo que la cosecha ha sido casi normal, con afectaciones moderadas.

"En Santa Cruz la sequía permitió una cosecha casi regular, con excepción del arroz, que sufrió una merma del 28%, aproximadamente”, sostuvo.

Con relación a las medidas que adoptará el Gobierno de cara a la sequía, el Ministro indicó que en diciembre del año pasado se aprobó un presupuesto de 140 millones de bolivianos para paliar los efectos del fenómeno de El Niño.

Los recursos están a cargo de diferentes ministerios y que podrían ser reencaminados, de acuerdo con las nuevas decisiones que se puedan tomar.

"Nos estamos preparando para la temporada del fenómeno de La Niña, que puede caracterizarse de sequía, aunque de acuerdo con los informes de especialistas habrá lluvias en los meses de agosto y septiembre”, puntualizó Cocarico.

El Ministro explicó que se coordina con productores de Santa Cruz y también se trabaja en el diseño de políticas de emergencia para el sector pequeño productor del occidente, con el propósito de enfrentar la temporada.
"Hasta el jueves, la CAO y los municipios productores de Santa Cruz se comprometieron a entregar informes sobre las afectaciones, para luego, con base en evaluaciones, determinar acciones para enfrentar la sequía”, informó el Ministro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario