Buscador

lunes, 13 de junio de 2016

Pecuario Proteínas y energía son la clave

La producción y consumo de cerdos en los últimos años se ha incrementado tanto en el departamento como a nivel nacional gracias a la campaña de información realizada por los productores. La Asociación Departamental de Porcinocultores (Adepor), desde la pasada gestión viene implementando la venta de carne del productor al consumidor, fomentando el consumo con bajos precios y haciendo conocer las bondades nutricionales de los cerdos. En el resto del país los productores hacen conocer a la ciudadanía que la carne de cerdo es la más magra del mercado, es decir, la más sana y con menos porcentaje de grasas. Este tipo de carne es el resultado de una buena alimentación proporcionada a los animales ubicando a las proteínas y energía como los principales componentes de la dieta diaria, además de ser gestantes de la mayor ganancia de peso. La clave para una buena producción se basa en una buena alimentación y sobre todo saber cuáles, qué cantidad y en qué época suministrar los alimentos. Los cerdos son animales de temperaturas templadas, provocando mayor apetito y mejor asimilación de alimento en épocas con temperaturas entre los 15 y 23 grados centígrados; es cuando el productor debe proporcionar una dieta a base de proteínas y energías sacando el mayor provecho a la obtención de ganancia de peso. En los meses donde las temperaturas ascienden los 25 grados, los cerdos se encontrarán en un estado de mayor agitación y por ende consumirán menor cantidad de alimento y mayor cantidad de líquidos, excepto los lechones que se encontrarán en temperatura adecuada ya que necesitan de mayor calor en sus primeros meses de edad.


Necesidades. Nutricionistas porcinos de la FAO, aseguran que todo cerdo necesita energía, proteínas-aminoácidos, minerales y vitaminas para llegar a su máximo potencial. Para una producción eficiente y rentable es necesaria la interacción de genética, ambiente, sanidad, manejo y nutrición, determinando estos factores el nivel de producción y rentabilidad de la granja llegarán a niveles óptimos. La alimentación representa el 70 al 85% del costo de producción, por lo que se debe ser eficiente en la determinación de los requerimientos nutricionales y el correcto suministro de esos nutrientes. Los requerimientos nutricionales van cambiando y evolucionado permanentemente por los avances genéticos donde los animales cada vez producen más y consumen menos. Los requerimientos nutricionales son variables y dependen del nivel de consumo y la ganancia diaria, siendo estos afectados por factores como genética, raza, sexo, ambiente, estado sanitario, disponibilidad y absorción de nutrientes por parte del animal, calidad de materias primas, etc.

Energías. De acuerdo al veterinario y productor Egon Wachtel, la energía es aportada principalmente por la glucosa, almidones y grasas; al metabolizar estas sustancias se produce energía metabólica la cual es base para todos los procesos energéticos del organismo. Es como el combustible para el organismo. En la alimentación animal se puede obtener energía en granos, tubérculos ricos en almidones y azúcares como maíz, sorgo, trigo, cebada y papa.

Proteínas. Wachtel asevera que esta sustancia está compuesta por aminoácidos y su función en el cuerpo es dirigida a lo estructural. Todos los músculos y tejidos están formados por esta proteína y en la alimentación se la puede encontrar en las oleaginosas como la soya, girasol y el frejol.

Dieta diaria. En las granjas se manejan distintas dietas de acuerdo a las necesidades y edades de los animales, se puede tener desde cinco hasta 13 fórmulas diferentes dependiendo la tecnificación de la granja.

Alimento de verracos. El consumo de alimento es de aproximadamente 2,5 kg de materia seca por día, lo que representa casi 10 kg de materia verde. El plátano de rechazo (verde, maduro o en forma de harina) constituye una buena fuente de alimentación para el cerdo y se lo puede utilizar sin ninguna restricción en todo el ciclo de su vida.

Alimento de reproductoras. En la primera parte de la gestación el alimento puede ser igual al de los verracos. Durante las últimas cuatro semanas de gestación el alimento se debe reforzar con fuente de proteínas, aumentando la ración de 1,5-3 kilogramos por día.

“Lo mas importante en la nutrición porcina es la presencia de la proteína y la energía, estas deben estar presentes en toda su alimentación ”

Dr. Rafael Calderón
Vet. Zot. especialista en Producción porcina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario