Buscador

martes, 8 de marzo de 2016

La raza Holando es líder entre las razas lecheras y Santa Cruz cuenta con excelentes ejemplares.

El ganado Holando es la raza lechera por excelencia, en un principio se criaba para doble propósito, carne y leche pero hoy en día luego de muchas mejoras en la genética de estos animales son destinadas solo a la producción de leche. Es una raza originada en Holanda, Frisia y Alemania, y al pasar los años se difundió por todo el mundo. A partir de 1902, se subdivide en tres grupos: Overos negros: es la variedad frisia, la más difundida en el mundo, y el principal grupo de los tres. Mosa-yssel-ring: es overa coloreada con extremidades y escroto blanco. Tiene buen rendimiento como carnicera. Groninga: es negra con cabeza blanca, o negra con cabeza blanca y manchas negras alrededor.

Características. Bajo condiciones climáticas favorables, se desempeñan muy bien. Su dieta está compuesta por forrajes, sea consumido directamente de las pasturas, o conservado en forma de heno y también por granos y subproductos de diferentes industrias. La alimentación junto con la genética incorporada, dan como resultado un animal moderno bien definido, que da al productor el equilibrio ideal entre costo y beneficio, que la hace una de las más rentables. La hembra tiene una alzada mediana de 1.40 a 1.50 mts, con gran capacidad en su arco costal y rumen, que le permite ingerir un gran volumen de forraje. Su peso adulto oscila en los 600 y 650 kilogramos, poseen una excelente conformación en las patas y pezuñas que le facilitan el traslado en busca de alimento, pueden recorrer 5 km, y luego ser trasladadas al establecimiento para ser ordeñadas dos veces al día. Su cornamenta es mediana, el pelaje overo negro, con manchas negras bien definidas. Sus características físicas son típicas de las lecheras: piel fina, huesos chatos, cuello fino, morro ancho, ubres de excelente textura, bien adheridas al cuerpo. Son vacas longevas, pueden alcanzar los cinco partos en su vida adulta, lo cual mejora su rentabilidad. De las razas lecheras explotadas en el país es la más pesada.

Holando en Santa Cruz. A pesar de que esta raza no es ideal para el clima cruceño se produce muy bien en Santa Cruz, hay establecimientos lecheros que tienen vacas que producen arriba de 30 litros. Estos holandos adaptados al clima cruceño son de mayor calidad que cualquier otro animal traído del exterior porque están criados en nuestro ambiente y tanto ellos como sus crías nacen con resistencia a las garrapatas y enfermedades que hay en nuestro medio. Los animales traídos de otros países no tienen la resistencia a las plagas y enfermedades que hay en los predios y para que lleguen a tener una buena producción deben pasar por un tiempo de adaptabilidad, algo que le representa al productor una pérdida de tiempo y dinero. En Santa Cruz la raza Holando se ha adaptado a las condiciones y a pesar de las cepas de garrapatas, este ganado es resistente a diferentes condiciones, dando como resultado una excelente producción. Las crías de los Holandos nacidos en suelo cruceño son resistentes ya que reciben esta energía a través de su madre,. Asocrale calcula que hay entre 40.000 y 50.000 vacas de raza Holando en todo el departamento. El doctor Wálter Sánchez, gerente de Asocrale, puntualiza que la crianza de esta raza tiene la misma condición de cualquier ganado de otra raza criada en estabulado. Las condiciones para tener un ternero de calidad es que solo esté con su madre el día de su nacimiento para que consuma todo el calostro para luego separarlo de ella y criarlo en estaca o cualquier otro sistema de cría junto a un buen control sanitario consumiendo entre 2 y 3 litros de leche diario que equivale al 10% del peso del ternero y a medida de su crecimiento ir incrementando la cantidad de leche. Sánchez da a conocer que en el periodo de estaca, el ternero solo estará hasta los 60 o 70 días para que luego del destete trasladarlo en piquetes con animales contemporáneos hasta llegar a su edad adulta. Esta acción se toma para que los animales no se maltraten entre ellos. Durante toda esta etapa su alimentación se puede variar con silo o cualquier tipo de balanceado. Una vaca adulta productora debe consumir entre 30 y 40 kilos de alimento cada día a parte del pastoreo diario. Para que una vaca tenga una buena producción dependerá de tres factores: genético, alimentación y manejo; de esta manera el animal podría producir arriba de 18 litros diarios, lo que equivale a 9 o 10 kilos de leche.

Genética. La raza Holando se ha hido perfeccionando al pasar los años, y el sector lechero no se encuentra al margen de ello. Cabe destacar que Santa Cruz cuenta con una excelente genética, la mejor del mundo se encuentra al alcance de los productores bolivianos, siendo el semen americano el más utilizado. El precio de las pajuelas, dependiendo de la industria se pueden encontrar en el mercado arriba de $us 15. Más del 80% de los productores ganaderos utilizan el semen americano de alta genética y dentro del sector lechero todos optan por pajuelas de esta industria. En tema económico, el sector lechero se encuentra deprimido desde hace tiempo, pero a pesar de ello ha sabido mantenerse y sobre todo abastece al mercado sin dejar de lado que el consumo es lento y la industria se atrasa mucho al momento del pago a los productores. Cada uno de estos animales cuenta con un registro que es el recurso principal para saber de dónde viene, su potencial productivo, y su valor como reproductor, lo cual permite emprender el mejoramiento genético. La incorporación de animales de genética superior, permite aumentar la producción láctea. Una vaca con valor genético agregado posee netas características lecheras como piel fina, huesos chatos, cuello fino, morro ancho y sistema mamario de excelente textura, con una ubre bien adherida al cuerpo, un buen ligamento medio y los pezones ubicados en el centro de los cuartos.

Producción lechera. El jefe nacional de agropecuaria y recolección de PIL Andina, Sergio Millares, en el marco del Congreso Holstein de las Américas, dio a conocer que alrededor del 60% de la producción lechera nacional está en Santa Cruz, pero solo el 56% de la leche va a la industria y el 36% de esta leche es transformada mientras que el 65% de queso artesanal se fabrica en suelo cruceño. Bolivia tiene el consumo de lácteos per cápita más bajo de Sudamérica con aproximadamente 42 kg por habitante y año. Millares destaca que PIL es la única empresa láctea boliviana que exporta de manera significativa. Los productos más exportados son leche en polvo entera, descremada, y mantequilla siendo Perú, Venezuela y eventualmente África y Colombia los principales mercados.

'Los holandos producidos en nuestras tierras son mejores que los traídos de otros países, tienen resistencia a las garrapatas y se la trasmiten a sus crías'.

Dr. MVZ. Walter Sánchez A.
Gerente de Asocrale

No hay comentarios:

Publicar un comentario