Buscador

miércoles, 27 de enero de 2016

Los pollos mueren por el calor en Santa Cruz

Las altas temperaturas registradas en Santa Cruz, que en los últimos días incluso superaron los 39 grados centígrados, causaron la muerte de centenas de pollos, que estaban casi listos para ser comercializados, informó ayer el presidente de la Asociación de Avicultores (ADA) de Santa Cruz, Rodolfo Tonelli. Hubo casos similares en Cochabamba, pero la situación no es grave.

Los daños económicos y cifra final de pollos muertos de más de 250 asociados serán proporcionados la siguiente semana.

“Ha habido problemas con los pollos grandes, pero recién está haciendo la asociación el levantamiento para saber cuántos pollos han sido afectados (…). Hemos tenido altas afectaciones con las temperaturas históricas altas”, afirmó Tonelli.

Si bien, oficialmente el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Semanhi) reportó el lunes pasado temperaturas de 39 grados centígrados, la sensación térmica sentida en las granjas cruceñas fue mayor a 40, situación que causó la muerte de cientos de pollos braseros que normalmente soportaban temperaturas de 33 grados centígrados, interpretó Tonelli.

Según Tonelli, la única forma evitar estas muertes es que los productores construyan galpones climatizados, pero que para ello se requieren de una inversión mínima de 30 mil dólares.

Explicó que en Santa Cruz solo el 30 por ciento de los productores trabaja con equipos sistematizados, procedentes en su mayoría de Argentina, mientras que el 70 por ciento restante aún continúa con ventiladores.

Sin embargo, el dirigente afirmó que pese a la pérdida, el abastecimiento al mercado local como al nacional está “totalmente garantizado” por los volúmenes elevados de producción avícola.

El Senamhi pronosticó para hoy 33 grados en Santa Cruz, además de posibles lluvias.

En tanto, en Cochabamba, el asesor general de ADA, Fernando Quiroga, dijo que en este departamento las temperaturas elevadas también ahogaron pollos grandes, pero reconoció que la situación no “es dramática”.

“Las altas temperaturas son bastante negativas para los pollos, particularmente para los pollos ya grandes, que tienen pluma formada; ahí es un poco agotador, paran de consumir alimento, están realmente con un impacto fuerte”, explicó.

Quiroga explicó que en Cochabamba los pollos tienen un tiempo de engorde de más de ocho semanas, mientras que en Santa Cruz por tratarse de una región “casi amazónica”, no puede ser superior a las siete semanas.

Explicó que en el departamento, la afectación se genera según la ubicación. “En las granjas que están un poco más hacia las faldas de los cerros corre más el viento, eso ayuda más que a los balcones que están en lugares bajos”, señaló.






SEQUÍA

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, calificó de “crítica” la sequía que están afrontando los agricultores de cinco departamentos del país: La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Tarija.

“Lo que pasa ahora es que no estamos viendo lluvia en Bolivia. Teníamos previsiones y un margen para lluvia e inundaciones, lo que tenemos en este momento es sequía crítica en muchas comunidades”, informó el ministro.

Debido a esta situación, los 21 millones de bolivianos aprobados para un plan de contingencia por el fenómeno de El Niño serán empleados para atender a las comunidades de estos cinco departamentos.



LECHEROS

La Federación Departamental de Productores de Leche de La Paz, con más de 7.000 afiliados, se declaró en emergencia debido a la sequía que azota a cinco provincias.

Los factores climáticos, según el presidente de la Federación, Edwin Cornejo, han imposibilitado que el ganado vacuno cuente con alimentación y agua, lo cual está generando una baja producción de leche y bajos ingresos en los productores.



“Pedimos paliar esta situación. Por ejemplo que nos ayuden en tema de semilla, en alimentos balanceados y carros de cisterna que puedan llegar a las regiones”, demandó Cornejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario