Buscador

martes, 19 de enero de 2016

Ectoparásitos en bovinos, ovinos y camélidos

Las enfermedades parasitarias, provocan grandes pérdidas económicas en la ganadería, porque ocasionan retardo en el crecimiento, pérdida de peso, mala calidad de la lana y la carne, descenso en la producción de la leche, abortos y finalmente la muerte. Los animales infestados con parásitos internos o externos se denominan científicamente parasitosis.

LAS ENFERMEDADES PARASITARIAS PUEDEN CLASIFICARSE:

Endoparásitos: estos habitan en los órganos internos del cuerpo del animal (sistema digestivo, vasos sanguíneos, hígado y pulmones).

Ectoparásitos: estos viven en la superficie del cuerpo de los animales, se alimentan de la piel, escamas y de sangre

CONTAGIO A LOS HUMANOS

Además, una serie de endoparásitos y ectoparásitos pueden ser transmitidos al hombre; por ejemplo, la tenía solium, hidatosis, cistycercosis, las pulgas y la sarna.

El hombre puede contagiarse con la enfermedad de la sarna, mediante un contacto directo o sino tocando la parte infectada del animal, para luego tocarse él mismo en su piel.

La persona contagiada con dicha enfermedad se puede curar con permetrina que se aplica de manera tópica u otras cremas a utilizar como el (crotamiton al 10%, el lindado al 1%, o el azufre al 6%), aunque provoca algunos efectos secundarios como el ardor y el escozor.

También se puede utilizar el medicamento ivermectina, como un tratamiento oral para las personas con una infestación grave y con el sistema inmunológico debilitado.

GARRAPATOSIS

Los animales son más susceptibles a esta enfermedad, además, las garrapatas viven en el cuerpo externo de las ovejas, en la zona perianal o áreas donde la piel es delgada y se alimentan de la sangre.

Las garrapatas no dejan comer bien al animal y se calcula que la misma chupa 3 centímetros de sangre en 20 días, de ahí que un animal con 300 garrapatas puede perder fácilmente un litro de sangre cada 20 días.

AGENTE CAUSAL

Causado por un insecto sin alas de ½ centímetro de largo de color pardo o rojizo, cubierto de pelos cerdosos cortos, a este insecto se le llama melophagus ovinus.

Este pasa toda su vida entre 4 a 6 meses en el cuerpo de la oveja, prefiere los lugares calientes con vellón largo y espeso como la nuca, pecho, cuello, flanco y la zona perianal, las pupas son de color oscuro, miden aproximadamente 3 milímetros y se prenden con facilidad al vellón, las garrapatas se alimentan chupando la sangre de los animales y como también puede transmitir otras enfermedades por contagio.

SÍNTOMAS

- Los animales se muerden la lana y se rascan por el fuerte escozor ocasionado.

- Las zonas afectadas se inflaman por la saliva segregada por estos parásitos.

- Las mucosas son pálidas como consecuencia de la anemia.

- Retardo en el crecimiento.

- Si no se hace el tratamiento oportuno los animales mueren como consecuencia de la anemia y enflaquecimiento.

- En caso de la garrapata se debe revisar la piel en la región de la nuca y el pecho.

- Un animal puede perder un litro de sangre cada 20 días.

LA SARNA

Es una enfermedad cutánea y contagiosa causada por una de las varias especies de ácaros que puede transmitirse cuando las larvas, ninfas o hembras fertilizadas son transferidas a un huésped susceptible o directa-mente por el contacto con un animal enfermo o indirectamente por que el animal se establece en sitios contaminados.

Son los ácaros los que producen la sarna y otros como las garrapatas y los piojos, que viven encima o en la piel del animal quienes chupan la sangre, comen la piel o destruyen la lana.

Esta enfermedad afecta a muchos animales domésticos como ser a bovinos, ovinos, caprinos, equinos y camélidos.

AGENTE CAUSAL

Es causado por unos ácaros (arañitas) que viven en la piel y otros dentro de la piel del animal, a estos ácaros se los denomina sarcoptes scabiei.

TRANSMISIÓN Y CONTAGIO

La transmisión se produce por contacto di-recto, principalmente por medio de las ninfas que pueden encontrarse en los establos o lugares donde descansan y duermen los ani-males domésticos

SÍNTOMAS

- El animal infectado se rasca y se lame constantemente el lugar afectado.

- Aparecen mechones de lana desprendidos.

- A la observación aparecen pequeños nó-dulos con una ampolla pequeña que al rascar-se revientan y exudan liquido amarillento.

- En el caso de la sarna aparecen costras en los labios, nariz, orejas y piel.

- Perdidas de pelo o lana.

- Está intranquilo.

- No tiene apetito por lo que enflaquecen y pierden peso.

PIOJERA

Dichos parásitos atacan con preferencia a animales jóvenes que son sensibles para el huésped como ser ovinos, bovinos, porcinos, camélidos y caprinos. La pulga también es un parásito permanente ya que se alimenta exclusivamente de la sangre del hospedero, haciéndole con tanta avidez que continua succionando sangre de manera constante.

Agente causal

La enfermedad es causada por la infesta-ción de piojos (pequeños insectos dípteros sin alas) hay varias especies que provocan la piojera y la pediculosis, pueden ser mordedo-res y chupadores, entre los cuales tenemos al damalinia bovis, y la otra que se ubica en los pies de las ovejas es el linognathus pedalis.

Síntomas

- El animal se rasca y lame constantemente el lugar afectado.

- No descansan ni se alimentan bien.

- El pelo es áspero y opaco.

- Baja las condiciones físicas del animal y la producción de leche baja.

- Caída o desmechonamiento de lana.

- Pérdida de peso y enflaquecimiento.

- Al abrir el vellón observando con deteni-miento se puede ver los piojos de color blan-quecino.

- Cuando los piojos se ubican en las patas los animales golpean al suelo constantemente y se refriegan con la lengua y permanecen intran-quilos, se notan manchas oscuras en la pata hasta el nudillo.

TROMBICULOSIS

Parasitosis que afecta a la piel produciendo una dermatosis, especialmente en la cara de los camélidos, que es causado por el ácaro deno-minado trombicula autumnalis.

Las lesiones se localizan primariamente en las zonas de piel delgada, en las partes sensi-bles del rostro, parpados y orejas, en casos gra-ves la enfermedad puede extenderse hasta el cuello, las lesiones y ardores son más intensos al final de verano y otoño para luego remitirse casi completamente al inicio de invierno.

PREVENCION Y CONTROL

Para crear resistencia a la enfermedad se debe alimentar bien a los animales, evitar el confinamiento y la sobrepoblación, separar al animal enfermo, limpiar permanentemente los corrales, en lo posible calear y rotar las pastu-ras.

TRATAMIENTO

El tratamiento de estas enfermedades se rea-liza con baños antiparasitarios externos (órga-nos fosforados) de inmersión o aspersión con Diazinon, Diazil Plus 60 y Texvet max, o se inyectan endectocidas como la Doramectina, Ivermectina, Paramec 20 L.A. y Paramec Gold L.A. a la dosis de 1cc por 50 kg. de peso vivo del animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario