El SENASAG inició plan de recuperación del ganado

El director distrital del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), Carmelo Vejarano Carranza, ayer informó que con apoyo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, se inició desde la víspera el plan de recuperación del ganado afectado por la inundación.


Para ello que se dotará de 2 toneladas de sales minerales y alimento balanceado para ganado en las provincias afectadas por la inundación. La distribución será de inmediato mediante los técnicos de la entidad.


Indicó la autoridad sanitaria que luego de los informes y gestiones ante el ministerio correspondiente, esta es la primera acción de dicho plan.

Vejarano, dijo que el plan incluye la evacuación del ganado a lugares elevados, asimismo se ejecutará un plan sanitario y alimenticio.

Remarcó la autoridad que en este plan se incluye a 897.772 cabezas de ganado en Moxos, Cercado y Marbán, que están en riesgo de perecer por la falta de alimento a causa de las inundaciones que colmaron la pampa.

Consideró que las 897.772 cabezas son el 30 % de la población ganadera del Beni, la cual se estima en 2.992.577.

Según Vejarano el restante 70 % del ganado bovino aún no se ve afectado ya que está ubicado en las provincias Yacuma, Ballivián, Vaca Díez, Mamoré e Iténez. Hasta el momento no se reportan daños considerables por la inundación.

Sin embargo, explicó que las provincias Yacuma y Vaca Díez son las que registran más riesgo donde se ampliaría la ayuda.

Para financiar este plan mencionó que se destinó Bs. 2.066.123 para transportar heno, habilitar embarcaderos, comprar vacunas contra la aftosa y la rabia, antiparasitarios, combustible para los operativos de vacunación y pago al personal.

Con la ayuda se llegará a 3.580 productores ganaderos de los municipios de Puerto Siles, San Joaquín, San Ramón, Exaltación, Santa Ana, San Javier, Trinidad, Loreto, San Andrés y San Ignacio, identificados como los más afectados.

Sus animales están muriendo: Ganaderos del Chaco de Tarija piden ayuda

Una presentación del Chaco se encuentra en la ciudad de Tarija, para solicitar la ayuda de autoridades de la Prefectura que deben hacer el envió de camiones cisternas.

El gerente de la Cámara Agropecuaria de Tarija, Esteban Miranda, manifestó que la comunidad de Quintin Ortiz es la más afectada, porque el agua es cada vez escasa lo que está generando la desesperación de propietarios de hatos ganaderos.

Las pasturas en el Chaco seco de Tarija, están desapareciendo por los efectos de la sequía, provocando que se tenga graves problemas en la alimentación de animales.

En la actualidad el ganado bovino está con alimentación por ramoneo, situación que no se presentaba en otros años, donde se hacía uso de pasturas que son de esta época del año.

Los comunarios de Quintin Ortíz, hicieron conocer que otras comunidades que están en territorio del Chaco Tarijeño, que son cercanas de la frontera con el Paraguay, también están afectadas.

Lo lamentable, es que la mortalidad de animales es cada vez más notoria por la falta de provisión de agua, situación que en los siguientes días puede ahondarse con mayor severidad.

Para solucionar en parte el problema presentado, es importante que las autoridades hagan una coordinación con el Corregimiento de Villa Montes para la contratación de cisternas.

Miranda dijo que en varias comunidades que están en la frontera con el Paraguay están con una sequía tan prolongada que ya tienen graves problemas con la provisión del líquido elemento.

La mortalidad de animales genera enormes pérdidas económicas a los ganaderos que con impotencia ven a sus animales morir por la falta de una provisión de agua en forma oportuna.

Ganadería con reto de duplicar la producción

La producción mundial de carne tendrá que duplicarse hacia 2050 hasta alcanzar 463 millones de toneladas, con el objetivo de satisfacer la creciente demanda, lo que hará necesarias importantes inversiones en el área de la ganadería, estimó la FAO en su informe anual difundido esta semana.
"Para satisfacer una demanda creciente, la producción mundial anual de carne debería aumentar 228 a 463 millones de toneladas hacia 2050", indicó la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su informe presentado en Roma.
Para llegar a este objetivo "son necesarias inversiones urgentes para que el sector de la ganadería responda a una creciente demanda de productos animales y, al mismo tiempo, contribuya a la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria, la preservación del medio ambiente y salud humana", agrega la FAO.
"La ganadería es un sector clave de nuestra lucha contra el hambre y la pobreza. Este sector representa el 40% de la producción agrícola, viven de ella mil millones de personas y es una de las partes más dinámicas y de crecimiento más rápido de la agricultura en general", declaró Jacques Diouf, director general de la FAO.
El informe de la FAO prevé que en 2018 la producción agrícola total de Latinoamérica sea un 75 por ciento mayor a las cifras del año 2000.
Brasil, cuya producción se calcula que ha aumentado un 50 por ciento desde 2000, podría registrar un incremento adicional también del 50 por ciento en los próximos diez años.
En el caso de Bolivia, entre 1995 y 2007 la producción de carne subió de 326 mil a 436 mil toneladas, similar comportamiento hubo en leche y huevos (ver cuadros).
En cuanto a su producción pecuaria, América Latina y el Caribe fue la segunda región que más creció entre 1980 y 2007, después de Asia, especialmente en el caso de la carne, que pasó de 15,7 a 40,3 millones de toneladas, y de la leche, que pasó de 35,0 a 68,7 millones de toneladas.
El informe destaca que en el caso de la carne, Brasil casi multiplicó su producción por cuatro y actualmente representa el 7 por ciento del total mundial. El crecimiento logrado deja en evidencia que el sector ganadero es uno de los más dinámicos de la economía agrícola,y que realiza contribuciones notables a la seguridad alimentaria y a la reducción de la pobreza en la región.
El informe destaca también que la fiebre aftosa es la enfermedad de los animales que más puede afectar la economía de la región por sus impactos sobre el comercio de los productos pecuarios y los ingresos de los pequeños productores.
Para combatirla, la FAO implementó una estrategia integral de cooperación técnica con la que espera fortalecer el Plan Hemisférico de Erradicación de Fiebre Aftosa (Phefa), sus mecanismos de coordinación y los programas de control progresivo y erradicación de la aftosa en los países de la Comunidad Andina y Venezuela. / AFP y El Día

Aumenta el consumo en Latinoamérica

pecuaria

América Latina y el Caribe fueron las regiones donde más se incrementó el consumo por persona de productos pecuarios en los últimos cuarenta años, sólo comparable al aumento de Asia, señala el informe de la FAO difundido esta semana.
"Los mayores ingresos y el crecimiento de la población mundial han impulsado la demanda de carne y otros productos pecuarios hasta niveles récord en los países en desarrollo", precisa el informe, en cuya elaboración también intervino el Estado de la Agricultura y la Alimentación (Sofa), por sus siglas en inglés.
Asimismo, el informe advierte que la globalización de las cadenas de suministro de piensos, el material genético y otras tecnologías están transformando el sector de forma profunda.
Hay que poder responder a la demanda creciente de proteínas de origen animal, cuidar el medio ambiente y al mismo tiempo luchar contra las enfermedades que afectan al ganado, ya que tienen un enorme impacto en la salud humana", señaló el representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva.
El alto funcionario brasileño afirmó que para ello es muy importante que se realicen inversiones urgentes, que exista un esfuerzo mayor por avanzar en investigación agropecuaria y que se fortalezca la supervisión del sector.
En Bolivia el consumo de carne creció de 43 a 52 kilos por persona entre 1990 y 2005, de acuerdo al reporte de la FAO (ver Panorama de la pecuaria en el mundo). En igual periodo la demanda de leche subió de 35 a 41 litros. Por el contrario el consumo de huevo mermó de 7 a 4 kilos por persona, agrega el reporte del organismo. Un 38,7% de la demanda de proteína en Bolivia es cubierta con los productos pecuarias, según datos al 2005. / AFP y El Día

requieren $us 6.917 millones

corrupción

La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) calcula que para triplicar el hato ganadero en los próximos años se requieren inversiones de 6.917 millones de dólares.
Santa Cruz, con 2,4 millones de cabezas, es la segunda región ganadera del país detrás del Beni y ocupa un área de 14 millones de hectáreas, con una carga animal promedio de 8,8 hectáreas por cada res. El hato que proyecta Fegasacruz es de 7,8 millones de reses.
Para cumplir ese objetivo se requieren unos 6.917 millones de dólares, destinados a las pasturas (2.270 millones), costo de ganado (2.182 millones), maquinaria y equipo (545 millones) e infraestructura (1.418 millones de dólares).
De acuerdo al estudio de Fegasacruz, presentado en un congreso realizado en noviembre del 2009, para lograr ese objetivo en el año 2015 se requiere un crecimiento anual de 18,4%; para cumplir el plan en el 2020 se debe tener un crecimiento por gestión de 10,3%. Un desafío considerando el actual ritmo de 3,6%.
Los fenómenos climatológicos “El Niño” y “La Niña”, que inundaron extensas zonas de producción agropecuaria, le pusieron freno al crecimiento de la ganadería y provocaron pérdidas de 44,5 millones de dólares en las gestiones 2006 al 2008.
En coincidencia con el informe presentado esta semana por la FAO, el reporte de Fegasacruz muestra un aumento en la demanda de carne en el país. En el año 200, la oferta era de 159 mil toneladas y la demanda llegaba a 155 mil toneladas. En el 2008 la producción se situó en 189 mil toneladas y el consumo escaló hasta 188 mil toneladas, dejando un saldo de apenas 790 toneladas.
En el caso de la leche, año que pasa se incrementa el déficit. En el 2000 faltaban 67 millones de litros para cubrir el consumo, pero el 2009 la brecha entre la oferta y la demanda subió hasta 202 millones de litros, que se suplen con importaciones. El valor de la producción pecuaria en Santa Cruz era de 345 millones de dólares el año 2007.

Secuelas de la sequía: Aumenta mortandad del ganado vacuno chaqueño

Yacuiba, Tarija, 18 Feb (Erbol).- La mortandad del ganado vacuno se incrementó en las últimas semanas en el Chaco tarijeño debido a que los animales se encuentran enfermos presuntamente por consumir agua contaminada y por falta de alimentación, informaron los ganaderos del lugar.

La radio Frontera de la Red Erbol reportó que el ganado vacuno se encuentra enfermo en las zonas ganaderas como Las Conchas, Retiro, Crebó, La Purísima, La Cuarenta, Convento y otros 17 sectores de Chaco.

Antonio Valda, en representante de los ganaderos, dijo que el Programa Nacional de lucha contra la Fiebre Aftosa (Pronefa) tomó las muestras necesarias de los animales enfermos.

Pero “creemos que es consecuencia de la sequía este incremento de la mortandad, creemos que es por falta de alimentación y agua, porque por la sequía que se atraviesa en este sector del país los animales están consumiendo agua sucia”, declaró Valda.

Bolivia triplicó población de vicuñas en 14 años

El segundo censo de vicuñas determinó que la población de estos camélidos llegó a 105 mil ejemplares en la zona occidental.

La población de vicuñas experimentó un súbito aumento. El segundo censo de la vicuña determinó que hay 105 mil ejemplares en Bolivia, por lo que su número se triplicó en los últimos 14 años.

El director general de Biodiversidad y Áreas protegidas, Omar Rocha Olivio, informó que en diciembre se desarrolló el censo que determinó que la población se triplicó en el país merced a las políticas de protección que encaran las comunidades.

Las mayores zonas que concentran a los animales se encuentran en el Área Natural de Manejo Integrado de Apolobamba (La Paz), el Parque Nacional Sajama (Oruro) y la región del sudoeste de Potosí que comprende varias provincias como Daniel Campos, Antonio Guijarro, Sud Lípez, Nor Lípez y Enrique Baldivieso.

Subrayó que fue vital la participación de los pobladores para el crecimiento poblacional del camélido, que estaba considerado en peligro de extinción pues llegaron al convencimiento de que es un recurso sustentable por la esquila de su fibra.

Varias instituciones participaron en el censo, como las prefecturas, el Programa Nacional de la Vicuña y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

El primer censo nacional de la vicuña de 1996 determinó que había 33 mil vicuñas. En 1965 se la consideraba en peligro de extinción, pues la población alcanzaba a cuatro mil. En 1965 los gobiernos de Bolivia, Chile, Ecuador y Perú suscribieron un convenio para la conservación y manejo de la vicuña en los siguientes términos:

Primero, la conservación de la vicuña constituye una alternativa de producción económica en beneficio del poblador y se comprometen a su aprovechamiento gradual bajo estricto control del Estado; segundo, se prohíbe la caza y la comercialización ilegales de la vicuña, sus productos y derivados; tercero, se prohíbe la comercialización interna y externa de la vicuña, sus productos al estado natural y las manufacturas de éstos hasta el 31 de diciembre de 1989.
La vicuña habita la puna a más de 3.200 msnm, donde el clima frío y seco son características de la región. Son herbívoras y se alimentan de las plantas de la estepa puneña. Por su forma de alimentarse se les ha denominado pastoreadores de bajo impacto, lo que significa la posibilidad de rápida recuperación de las pasturas. Generalmente viven cerca de los ríos o de lagunas.

La esquila de la fibra irá en aumento
El director general de Biodiversidad y Áreas Protegidas, Omar Rocha Olivio, afirmó que en Bolivia apenas se aprovecha el 10 por ciento de la fibra de la vicuña, por lo que se pondrán en marcha programas para aumentar la esquila debido a los buenos precios en el mercado internacional.

El proceso de aprovechamiento sostenible de este animal en el país se inició en 1997 con la instalación de tres centros pilotos a través de la captura y la esquila de la vicuña: en Apolobamba (La Paz), Mauri y Lípez (Potosí) y Sajama (Oruro), cuyos pobladores capturan y esquilan a los animales.

El aprovechamiento de la fibra de vicuña fue en ascenso con el paso del tiempo. El primer año se obtuvieron 12,5 kilogramos de fibra, después de nueve años la esquila aumentó a 950 kilogramos y en 2007 la comercialización de la lana de la vicuña superó los 300 mil dólares, que fue distribuido entre las comunidades.
Rocha señaló que los pobladores se apoderaron de los programas porque comprobaron que su aprovechamiento sustentable logra buenos ingresos económicos. Cada kilo de fibra se cotiza a un promedio de 500 dólares.

Los mercados potenciales para la fibra son Europa, Japón y Estados Unidos, cuyos diseñadores de alta costura confeccionan trajes cuyos precios alcanzan cifras de hasta 22 mil dólares.
En los últimos años grupos de cazadores furtivos se dedican a cazar a los camélidos con el objetivo de extraerles su fibra.

Aparición de más agua obliga a seguir sacando ganado de las estancias



Aparición de más agua obliga a seguir sacando ganado de las estancias

Ante la aparición de más agua en las proximidades a Trinidad, se intensifica el traslado de ganado en embarcaciones, desde las estancias hasta el sector de Puerto Varador, con el propósito de evitar pérdidas, similares a las registradas en 2007 y 2008.

Según comentaron los trabajadores de las estancias, cada día hacen entre 2 y 3 viajes, trasladando entre 80 y 100 cabezas de ganado hasta los lugares con altura.

Informaron que luego los animales son llevados a los diferentes mataderos de la ciudad y el resto a la ciudad de Santa Cruz, por eso en Varador se observa varios camiones con chatas que son los que hacen ese trabajo.

Dijeron que los últimos días el agua ha seguido aumentando de nivel, por eso los propietarios de las estancias decidieron contratar embarcaciones para sacar su ganado, ya que existe el temor de que se produzcan pérdidas.

Los trabajadores informaron que en algunas estancias existen lomas o pequeños terraplenes, pero no son tan altos como para protegerse con seguridad de la inundación y para evitar complicaciones es mejor sacar a los animales extremando esfuerzos.
El director de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Prefectura de Potosí, Jhonny Callapino, informó de que hasta la fecha se produjo la muerte de 564 cabezas de ganado entre camélido, vacuno, ovino y caprino, a consecuencia del cambio climático que provoca la sequía y las inundaciones en ese departamento.
Callapino detalló que han muerto 115 camélidos, 28 vacunos, dos ovinos y 420 caprinos en la región sur Potosí.
El número de familias afectadas por las granizadas llega a 5.712, según reportó el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), que envió técnicos a las zonas afectadas para recolectar información.
En el norte de Potosí, en los municipios de Colcha K, Llallagua, Uncía, Pocoata y Chayanta, la granizada y sequía afectaron la producción de papa, cebada, trigo y haba. En tanto que las riadas y las granizadas provocaron perjuicios en las jurisdicciones de Tinquipaya, Puna, Caiza, Chaqui, Cotagaita, Tupiza y Villazón.
Por otra parte, en Trinidad, las lluvias inundaron la zona Villa Marín, ubicada en el sector oeste de la capital de Beni, dejando al menos 278 familias sin viviendas.
Los damnificados fueron albergados en 40 carpas y se les entregó un primer lote de víveres; sin embargo, la población afectada espera nuevas dotaciones para la zona.
La cifra de los afectados de Villa Marín se suma a las 2.000 familias que en Beni lo perdieron todo por las intensas lluvias y el desborde de los ríos Ibare y Mamoré. Diarreas y resfríos agudos son los males que aquejan a los niños.
Según el Viceministerio de Defensa Civil, hay 44.873 familias afectadas por riadas, sequía y granizo. /Erbol

Ganaderos sacan 90.000 reses del agua en Beni

El presidente de la Federación de Ganaderos de Beni y Pando (Fegabeni), Christian Sattori, informó de que hasta el momento se han evacuado de las zonas inundadas del departamento alrededor de 90.000 cabezas de ganado. De éstas, 30.000 fueron sacadas en pontones y camiones hasta Trinidad y Santa Cruz y, las restantes 60.000, fueron llevadas a potreros altos, esperando que el nivel de las aguas no las alcancen.


El dirigente señaló que hay 500.000 que están ya afectadas por las aguas, pero no tienen un reporte de cuántas cabezas de ganado han muerto, ya que las dificultades de comunicación existentes hacen difícil llevar un registro. En estos momentos están más preocupados por salvar a las vivas que contar las muertas.


Sattori se quejó de que pese a que el sector ya fue fuertemente golpeado por las riadas en 2007 y 2008 y no se ha ejecutado un plan eficiente de repoblamiento animal, no se ha previsto ningún plan de salvataje de las reses.


El gerente de Fegabeni, Carmelo Arteaga, señaló que los niveles de las aguas tienden a subir cada día y ya superaron los picos alcanzados en 2007 en los puertos Almacén y Varador.


Sin embargo, el director del Sistema de Alerta Temprana de la Prefectura de Beni, Luis Phillips, asegura que los niveles de las aguas se mantienen constantes y que la tendencia es a la baja. Ayer, una intensa lluvia azotó Trinidad durante tres horas, pero sólo hizo que las aguas crezcan tres centímetros y Phillips calcula que para hoy habrá bajado al nivel anterior. Señaló que pese a que el desborde continúa, las aguas en la cuenca media han descendido hasta 15 centímetros.


El responsable prefectural explicó que para igualar el peor registro de inundaciones, sucedido en 2008, aún faltan 80 centímetros y hay barrancos en las denominadas zonas bajas de Beni, Puerto Siles y Guayaramerín.


Esto no alcanza para llegar a la normalidad, ya que en las poblaciones de San Javier, San Ignacio, Cocharcas, San Andrés y Loreto las clases no son normales y en el Territorio Indígena Multiétnico Isiboro Sécure recién comenzarán la próxima semana.


Hasta el momento, hay 3.100 familias damnificadas por las crecidas de los ríos en las provincias Moxos, Marbán y Cercado. La Prefectura asegura que a todas se les ha dado alimentos y que esta semana zarparán dos barcos hospitales de la Armada Boliviana, para ayudar a los damnificados.

Más allá de las Fronteras

Ecuador


12 muertos y 181 afectados


La temporada de lluvias en Ecuador ha causado ya al menos 12 muertos y 181 familias afectadas, además de la destrucción de 115 casas y tres puentes, y daños en cultivos y ganado. De las familias damnificadas, 111 permanecen en albergues y 70 aisladas. Los mayores daños los registraron las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Los Ríos, El Oro, Loja, Cotopaxi, Bolívar, Cañar, Tungurahua, Azuay y Zamora Chinchipe/EFE.

Brasil


Ola de calor cambia hábitos


Las altas temperaturas en Río de Janeiro, que han hecho de este febrero el más caliente en medio siglo, han obligado a los cariocas a cambiar sus hábitos para soportar el ardiente verano y aguantar el frenético ritmo del Carnaval. Los termómetros marcaron el pasado lunes 41,5 grados lo que hace que cualquier actividad al aire libre se convierta en un auténtico ejercicio de resistencia para no derretirse. El martes, 32 adultos mayores fallecieron por la ola de calor.


Perú


Ventarrón en el Titicaca


Un inusual y fuerte viento desplazó hasta cuatro kilómetros de distancia 45 de las 58 islas flotantes del lago Titicaca, una de las atracciones turísticas del sureste de Perú, y dañó 80 casas de paja construidas sobre ellas, informó ayer la Defensoría del Pueblo de Puno. El fenómeno se presentó cuando el viento provocó la rotura de los cables, sogas y troncos que sujetan las islas de la comunidad indígena de los Uros, formadas por enormes montículos de totora./EFE

Los ganaderos exigen al Gobierno cumplimiento de compromisos

El sector ganadero exige al Gobierno nacional cumplimiento de compromisos en medio de la emergencia por la inundación que afecta a la región, afirmó ayer el presidente de la Federación de Ganaderos del Beni y Pando (FEGABENI), Christian Sattori.

El Gobierno y el sector agropecuario vuelven al diálogo para encontrar la mejor forma de atender a los productores que son damnificados por el rebalse de ríos.

Aunque hay muchos puntos en la agenda, “lo que los ganaderos vamos a reclamar es el cumplimiento de los compromisos y que finalmente podamos ver resultados”, dijo Sattori.

“No podemos perder mucho tiempo haciendo el diagnóstico tenemos que ponernos a trabajar”, añadió la autoridad.

FEGABENI calculó que 500 mil reses están en riesgo por la inundación. 30 mil cabezas de ganado pasaron por puestos de control cuando eran movidas hacia las alturas, una cifra superior fue trasladada a zonas más altas huyendo del agua pero no pasaron por ningún puesto. No hay reses reportadas como muertas.

Las provincias más afectadas por el agua en el Beni son: Moxos, Marbán y Cercado.

La ayuda solicitada en dinero sobrepasa los dos millones de Bolivianos.

El plan de contingencia presentado al Gobierno incluye apoyo para mejorar los puntos de desembarco del ganado, combustible y embarcaciones para transportar alimento para las reses y evacuar al ganado que se haya quedado aislado en las lomas de las estancias.

Además, vacunas y reconstituyentes para que el ganado que sobreviva a la inundación no muera con “los surazos”. Mucho ganado que no se ahoga o sobrevive a la hambruna muere por debilidad cuando desciende la temperatura ambiente bruscamente.

El representante ganadero dejó en claro que el plan todavía no fue aprobado por el Ministerio de Agricultura.

Los ganaderos pierden dinero por daños a la infraestructura, por la muerte de animales, por contratación extra de personal para atender el ganado y por la pérdida de peso que sufre el animal por la falta de comida o por el estrés que sufre en las largas jornadas que se utilizan para huir del agua.

Se reporta 500 mil cabezas de ganado afectadas por la inundación


Se reporta 500 mil cabezas de ganado afectadas por la inundación

El jefe departamental del Servicio de Sanidad e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), Carmelo Vejarano Carranza, ayer informó que en base a datos de las asociaciones de ganaderos y de FEGABENI, corroborados por técnicos de la entidad, se reporta 500 mil cabezas de ganado vacuno afectados por la inundación.

La autoridad sanitaria, indicó que apenas se pudo evacuar a 14 mil cabezas, por lo que se busca aplicar un plan para salvar el resto.

Aclaró que el plan que le corresponde al SENASAG es la inmunización del ganado que escapa de la inundación, al tener previsto movilizar personal para vacunar contra la aftosa y otras enfermedades.

Vejarano, informó que los ganaderos de las provincias Moxos, Marbán y Cercado son los más afectados por lo que la ayuda que se pueda dar en cuanto a prevención de enfermedades y restablecimiento del hato debe llegar a estas provincias.

Anunció que se hacen gestiones para que se pueda concretar la dotación de sales minerales, vitaminas y otros elementos que puedan apoyar en la recuperación del ganado que ya carece de alimento por la crecida de las aguas.

Precisó la autoridad departamental que se activa de inmediato un plan de alerta sanitaria, ya que estos fenómenos naturales acarrean una serie de enfermedades por lo que se tiene el compromiso de las autoridades nacionales para ejecutar este plan.

La autoridad aseveró que se requieren equipos, movilidad, personal, vacunas, vitaminas, reconstituyentes que en principio demandaría una cantidad de medio millón de dosis tanto para los vacunos como para los equinos.

Calculó que desde el 15 de este mes se arrancará con este plan de vacunación, aunque las otras actividades de salvataje se tendrían que ejecutar en estos días, ya que la emergencia es cada vez mayor y el ganado se ve afectado.
El ingreso vía contrabando de productos agrícolas y pecuarios hacia los mercados del departamento de Tarija y el interior del país, pone en riesgo la calidad y sanidad de los productos agrícolas y pecuarios de la región, debido a que no cuentan con un control ni certificación de buena calidad, según palabras de Félix Gallardo, jefe distrital del SENASAG, admitió que esa repartición también enfrenta limitaciones técnica y humanas para desarrollar un control más efectivo sobre la calidad de los productos que ingresan del exterior.

El SENASAG en el departamento de Tarija adolece de limitaciones que deben ser superadas para garantizar el control sobre la calidad de los productos agrícolas y pecuarios que ingresan al país por fronteras como las de Argentina y Paraguay, señaló Félix Gallardo, al indicar que actualmente esa repartición no cuenta con equipos logísticos de control, faltan recursos humanos para desarrollar el control y más aún en las zonas fronterizas no dispone de una infraestructura propia para encarar esas actividades.

El SENASAG a nivel nacional logró un crédito de 10 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para encarar trabajos de fortalecimiento de esa repartición en todo el territorio nacional, el gobierno de Evo Morales participará con una contraparte de 1.5 millones de dólares y, de todo ese monto económico el departamento de Tarija, se beneficiará con un monto de 2 millones de dólares, recursos que servirán para fortalecer a esa institución a nivel de toda la región, manifestó Gallardo.

Las consecuencias que se presentan en contra de la población departamental por la carencia de equipos logísticos, recursos humanos e infraestructura es el ingreso vía contrabando de productos agrícolas y pecuarios hacia los mercados locales y del interior del país, debido a que SENASAG no alcanza a controlar todos los lugares de acceso o ingreso de las fronteras, de acuerdo a las palabras de Félix Gallardo, señaló que con el fortalecimiento que se pretende hacer a esa repartición el control en el ingreso de productos agropecuarios s será mucho más efectivo.

El ingreso de productos agrícolas y pecuarios sin el control del SENASAG puede ocasionar el ingreso de plagas y enfermedades que lograrían afectar a la producción agropecuaria del departamento, eso va en contra de la sanidad pecuaria y agrícola y la inocuidad alimentaria, puede ocasionar un riesgo por el consumo de productos sin control, según palabras de Gallardo, manifestó su esperanza de mejorar todo el trabajo de control tras el fortalecimiento de esa repartición con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo.
top