Aumenta crianza de camélidos en comunidades peruanas

Un recorrido efectuado por EL DIARIO, en las poblaciones de Masocruz y Santa Rosa, pertenecientes al municipio peruano de Puno mostró que los pobladores de la región tienen en la crianza de camélidos una fuente de ingresos, que les permite mejorar su economía.

Un informe de la FAO, indica que hasta el 2004 en varias regiones andinas del Perú la crianza de llamas, alpacas, vicuñas y entre otras especies, es una de las principales actividades de este sector.

Empero esta actividad se ha incrementado. Los pobladores de las regiones peruanas mantienen tradicionalmente la cría de dichos animales, por estar más adecuados al clima a la altura y las inclemencias del tiempo, en una región de bajas temperaturas, pese a la etapa de verano.

“La crianza de camélidos antes pertenecía a comunidades, pero ahora las comunidades han sido absorbidas por las ciudades y ante la demanda en carne, lana, cuero, visceras, la gente se ha capacitado para mejorar e incrementar la crianza de las especies”, explicó Julio Oporonco, representante de las comunidades de Masocruz.

DATOS

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hasta el 2004 afirma que las poblaciones y cantidad de camelidos en las regiones del Perú se ha incrementado, en especial lo que hace a la cría de alpacas.

Puno registra 1.681.919, cabezas que corresponde al 58,5%, Cuzco 346.228, Junín con 1.855.590, Arequipa registra 6.123.437, Ayacucho 3.712.950, Apurímac 84.948, Huancavelica con 5.433.628 y Lima con 37.710 camélidos.

Mientras que en nuestro territorio nacional en el sector del norte del altiplano del departamento de La Paz, pese a la inversión económica, los campesinos prefieren la cría de ganado vacuno, situándose la crianza de camelidos como la segunda actividad.

Las regiones en el país donde más se incentiva la cría de camelidos se encuentran en: las localidades de Turco y Curahuara de Carangas (departamento de Oruro).

VENTAJAS

Entre las ventajas y aprovechamiento de los Camélidos Sudamericanos (CSA) de acuerdo a la FAO, se cuenta: la riqueza pecuaria y genética de las poblaciones andinas.

Bajo el término CSA se incluyen dos especies domésticas, la alpaca (Lama pacos) y la llama (Lama glama), y a dos silvestres, la vicuña (Lama vicugna) y el guanaco (Lama guanicoe).

En el informe establece que los CSA son fuentes de fibra, carne, de trabajo y de muchos productos que son indispensables para la subsistencia de un amplio sector de la población alto andina, destacándose su eficiencia en el uso de la tierra en un ambiente adverso como lo son las frágiles praderas de los páramos andinos de los cinco países donde se concentra la mayor población natural de estas especies; Perú Argentina, Chile, Bolivia y Ecuador.

El 90 por ciento de las alpacas y la totalidad de las llamas se encuentra en manos de pequeños productores de subsistencia de estos asentamientos.

“La crianza de alpacas y llamas es una actividad económica relevante para las regiones andinas, destacando la producción de fibra fundamentalmente la de alpaca que posee una alta valoración en los mercados internacionales por su fina textura”, destaca el informe.

EL DIARIO pudo registrar que las necesidades de agua y alimento al sector de los camelidos en el altiplano peruano que son similares al altiplano boliviano, no requiere de mayor atencion a diferencia del ganado vacuno.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

top