viernes, 12 de febrero de 2010

Ganaderos sacan 90.000 reses del agua en Beni

El presidente de la Federación de Ganaderos de Beni y Pando (Fegabeni), Christian Sattori, informó de que hasta el momento se han evacuado de las zonas inundadas del departamento alrededor de 90.000 cabezas de ganado. De éstas, 30.000 fueron sacadas en pontones y camiones hasta Trinidad y Santa Cruz y, las restantes 60.000, fueron llevadas a potreros altos, esperando que el nivel de las aguas no las alcancen.


El dirigente señaló que hay 500.000 que están ya afectadas por las aguas, pero no tienen un reporte de cuántas cabezas de ganado han muerto, ya que las dificultades de comunicación existentes hacen difícil llevar un registro. En estos momentos están más preocupados por salvar a las vivas que contar las muertas.


Sattori se quejó de que pese a que el sector ya fue fuertemente golpeado por las riadas en 2007 y 2008 y no se ha ejecutado un plan eficiente de repoblamiento animal, no se ha previsto ningún plan de salvataje de las reses.


El gerente de Fegabeni, Carmelo Arteaga, señaló que los niveles de las aguas tienden a subir cada día y ya superaron los picos alcanzados en 2007 en los puertos Almacén y Varador.


Sin embargo, el director del Sistema de Alerta Temprana de la Prefectura de Beni, Luis Phillips, asegura que los niveles de las aguas se mantienen constantes y que la tendencia es a la baja. Ayer, una intensa lluvia azotó Trinidad durante tres horas, pero sólo hizo que las aguas crezcan tres centímetros y Phillips calcula que para hoy habrá bajado al nivel anterior. Señaló que pese a que el desborde continúa, las aguas en la cuenca media han descendido hasta 15 centímetros.


El responsable prefectural explicó que para igualar el peor registro de inundaciones, sucedido en 2008, aún faltan 80 centímetros y hay barrancos en las denominadas zonas bajas de Beni, Puerto Siles y Guayaramerín.


Esto no alcanza para llegar a la normalidad, ya que en las poblaciones de San Javier, San Ignacio, Cocharcas, San Andrés y Loreto las clases no son normales y en el Territorio Indígena Multiétnico Isiboro Sécure recién comenzarán la próxima semana.


Hasta el momento, hay 3.100 familias damnificadas por las crecidas de los ríos en las provincias Moxos, Marbán y Cercado. La Prefectura asegura que a todas se les ha dado alimentos y que esta semana zarparán dos barcos hospitales de la Armada Boliviana, para ayudar a los damnificados.

Más allá de las Fronteras

Ecuador


12 muertos y 181 afectados


La temporada de lluvias en Ecuador ha causado ya al menos 12 muertos y 181 familias afectadas, además de la destrucción de 115 casas y tres puentes, y daños en cultivos y ganado. De las familias damnificadas, 111 permanecen en albergues y 70 aisladas. Los mayores daños los registraron las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Los Ríos, El Oro, Loja, Cotopaxi, Bolívar, Cañar, Tungurahua, Azuay y Zamora Chinchipe/EFE.

Brasil


Ola de calor cambia hábitos


Las altas temperaturas en Río de Janeiro, que han hecho de este febrero el más caliente en medio siglo, han obligado a los cariocas a cambiar sus hábitos para soportar el ardiente verano y aguantar el frenético ritmo del Carnaval. Los termómetros marcaron el pasado lunes 41,5 grados lo que hace que cualquier actividad al aire libre se convierta en un auténtico ejercicio de resistencia para no derretirse. El martes, 32 adultos mayores fallecieron por la ola de calor.


Perú


Ventarrón en el Titicaca


Un inusual y fuerte viento desplazó hasta cuatro kilómetros de distancia 45 de las 58 islas flotantes del lago Titicaca, una de las atracciones turísticas del sureste de Perú, y dañó 80 casas de paja construidas sobre ellas, informó ayer la Defensoría del Pueblo de Puno. El fenómeno se presentó cuando el viento provocó la rotura de los cables, sogas y troncos que sujetan las islas de la comunidad indígena de los Uros, formadas por enormes montículos de totora./EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada