Buscador

domingo, 29 de noviembre de 2009

Los criadores de vicuñas de La Paz reciben donación de equipos

España apoyará a los criadores de vicuñas de la asociación de campesinos de la comunidad de Cañuma (La Paz) con la donación de equipos de esquila y captura.
La donación de equipos que se produjo en el Área Natural de Manejo Integrado Apolobamba, en criterio del embajador de España en Bolivia, Ramón Santos, mejorará sustancialmente las condiciones de captura mediante la puesta en funcionamiento de cuatro módulos paralelos, además de fortalecer la etapa de esquila con instrumentos que sean menos traumáticos para el animal y más eficientes en cuanto al aprovechamiento de la fibra y su calidad.
Con ocasión del acto de entrega, ejecutivos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) indicaron que el monto de la donación se estima supera los $us 42.500 (28.500 euros)./EFE

viernes, 27 de noviembre de 2009

Sequía: Último balance registra 5.059 cabezas de ganado muertas

La pérdida de ganado por la sequía se incrementó ligeramente, según el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, quien señaló que existen 5.159 bovinos muertos, de la cuales 3.265 se encuentran en el chaco, mientras en el altiplano y valles suman 1.794.

La autoridad señaló en la región del Chaco las pérdidas son por ganado bovino. En el chaco de Santa Cruz son 805, en Chuquisaca suman 1.220 las cabezas de ganado que han muerto, mientras en Tarija llegan a 1.240, lo que suma en total 3.265 animales muertos a causa de la falta de agua y forraje.

En tanto, en la región del Altiplano el reporte contempla ganado ovino, bovino y de camélidos. Son 559 en Potosí, 46 Cochabamba, 334 en La Paz y alrededor 855 en Oruro, lo que sumas las 1.794 cabezas de ganado muertas

"Seguimos trabajando en provisión de forrajes, estamos llevando el tercer lote de heno de sorgo que son mil fardo que van a Yacuiba y estamos preparando el cuarto lote que se entregara el próximo martes en el altiplano", dijo la autoridad. ANF

martes, 24 de noviembre de 2009

Sequía mata a 5.000 cabezas de ganado

A la fecha, la sequía provocó la muerte de al menos 5.000 cabezas de ganado en las regiones del Chaco y el altiplano y afectó a más de 5.300 familias en los departamentos de Oruro, Potosí, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija y La Paz, informó ayer el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez.

La autoridad explicó que aproximadamente 3.200 cabezas perecieron en el Chaco (ganado bovino), mientras que la cifra llegó a 1.800 (bovino, ovino y camélidos) en el altiplano. “Los reportes cambian cada día porque, si bien el problema de la sequía es recurrente, el Gobierno considera que esta sequía es la peor que Bolivia está atravesando en los últimos años. Según información oficial, hace 10 años se vivió una sequía parecida”.

La autoridad anunció que en las próximas horas se enviará a Yacuiba (Tarija) fardos de heno de sorgo forrajero para frenar la muerte de los animales. Vásquez manifestó que, según datos extraoficiales, son 5.300 familias las que están siendo afectadas. Sin embargo, esa cifra podría variar después de la reunión del Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (Conarade), que se convocaría para mañana o el jueves de esta semana.

Granizada afecta a Betanzos

La producción agrícola de dos comunidades del municipio de Betanzos, al sur de Potosí, fue destruida por el granizo, casi del tamaño de un huevo, que cayó el martes 17, informó una comunaria del lugar.

Santusa Charcas declaró a la red Erbol que en las comunidades de Paranavi Alto y Pampa Yapu, del municipio de Betanzos en la provincia Cornelio Saavedra, el fenómeno natural destruyó las cosechas de papa, zanahoria, cebolla, una variedad de verduras, tumbo, e incluso mató a los pollitos y a un burro, que estaban desprotegidos al momento de la tormenta que duró casi hora y media. A nombre de las familias afectadas, pidió ayuda para enfrentar esa pérdida, porque estaban a punto de cosechar los productos.

En contraste con ese temporal, en el Chaco tarijeño se reportó la pérdida de cultivos a causa de la sequía. El capitán indígena de la zona, Quintín Valeroso, sostuvo que cerca de dos mil familias se quedaron sin cultivos, según reportó Erbol.

La sequía provocó muerte de 5 mil cabezas de ganado


Según el último reporte del Viceministerio de Desarrollo Rural, 5.000 mil cabezas de ganado murieron por efectos de sequía que asoló a diversas regiones del país, en especial al Chaco.

“Son aproximadamente 3.200 cabezas que perecieron en el Chaco, principalmente ganado bovino, y unas 1.800 en Altiplano, entre bovino ovino y camélidos”, informó el viceministro del sector, Víctor Hugo Vásquez.

La autoridad dijo que los reportes son aproximados, ya que cada día la situación cambia, porque si bien el problema de la sequía es recurrente, el gobierno considera que esta sequía es la peor que Bolivia está atravesando en los últimos años, puesto que según información oficial hace 10 años se vivió una sequía parecida.

La autoridad recordó que el gobierno ya inició acciones para mitigar estos efectos y explicó que 400 toneladas de alimento suplementario para el ganado fue repartido en la región chaqueña de Chuquisaca Santa Cruz y Tarija.

“Hoy (lunes) estamos comprando para el sector de Yacuiba alrededor de 100 mil fardos de heno de sorgo forrajero, que vamos a ir distribuyendo entre este martes y miércoles para evitar mayores muertes en estos sectores”, anunció.

Vásquez aseguró que esta situación puede ya ser revertida, en vista de las recientes lluvias en el altiplano y asegura que esto ayuda a mitigar los efectos de la sequía.

Aseguró que la asistencia gubernamental en esta región continuará debido a que la rehabilitación de los pastizales no es inmediata, a pesar de las últimas lluvias. Según Vásquez tomará entre dos a tres meses para que se generen nuevos pastizales que alimenten al ganado.

“Se tiene alrededor de 5.300 familias que están siendo afectadas según datos extraoficiales en una próxima reunión de CONARADE (Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias) que se podría convocar el próximo miércoles o jueves tendremos los datos oficiales”, afirmó la autoridad.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Censan al ganado en Chuquisaca

La regional del SENASAG inició el catastro de ganado vacuno en Chuquisaca para conocer el número real de reses, levantando información del Chaco chuquisaqueño; luego, continuará con las regiones de Cintis, Chuquisaca Centro y Norte.

A decir del director Departamental del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG) Chuquisaca, José Antonio Carvajal, el trabajo arrancó el 18 de noviembre en los municipios de Monteagudo, Huacareta y Huacaya, y en la zona de El Palmar (Culpina); posteriormente, el catastro se extenderá a Macharetí y Huacaya.

El levantamiento de información está a cargo de 26 técnicos que trabajarán de manera paralela hasta el 3 de diciembre, debido a las elecciones nacionales del 6 de diciembre.

Añadió que técnicos veterinarios de los Cintis, Chuquisaca Centro y Norte fueron trasladados al Chaco para acelerar el proyecto.

¿CUÁNTAS CABEZAS HAY?

Según un censo que data de 2004, se cree que en el Departamento hay un poco más de 400 mil cabezas de ganado vacuno, pero esa información "no es confiable" y requiere actualización.

Sólo en el Chaco chuquisaqueño habría unas 166 mil reses, mientras que el resto está distribuido en Chuquisaca Centro, Norte y los Cintis.

El catastro de ganado vacuno que lleva adelante el SENASAG consiste en el levantamiento de información georreferenciada de los lugares donde habita el ganado y su cuantificación. Aclaró que en el caso de Monteagudo, Huacareta, Muyupampa y El Palmar, la georreferenciación se hace por comunidades, debido a la existencia de ganado en pequeña propiedades, mientras que en Macharetí, se hará por estancias ganaderas porque las propiedades son grandes.

Finalmente, el Director del SENASAG dijo que la tarea continuará en 2010, con el financiamiento del Proyecto Mercosur Fiebre Aftosa.

viernes, 20 de noviembre de 2009

La Prefectura envía 100 toneladas de forraje para bovinos del Chaco

La Prefectura cruceña envió 100 toneladas de forraje para el Chaco cruceño (Cordillera). El alimento donado por Guabirá y Unagro llegará vía férrea a los municipios de Charagua, Boyuibe y Cuevo.
Rubén Ardaya, secretario de Desarrollo Productivo, explicó que son seis los vagones cargados con forraje, los cuales llegarán a las localidades de Saipurú, San Lorenzo, San Antonio de Parapetí, Boyuibe y dos vagones hacia Charagua.
Por su parte, la titular de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz, Modesta Marcó, agradeció la ayuda de las instituciones públicas y privadas e indicó que tienen 500 rollos de pasto edificado, de los cuales 150 rollos (50 toneladas) saldrán hoy hacia los municipios de San José y Roboré (Chiquitos), donde la sequía comienza a sentirse.
Entre tanto, el Gobierno de Italia donó un millón de euros para tareas de mitigación de efectos climáticos./JCS/ANF

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Ganaderos precisan más de 700 t de forraje al día

La ayuda con forraje para los ganaderos del Chaco boliviano entre la Prefectura de Santa Cruz y el Gobierno, hasta el momento, suman 370 toneladas, cuando, de acuerdo con los datos del sector, se precisan con urgencia cada día unas 770 toneladas de alimento para bovinos.
Para el titular de la Federación de Ganaderos de Tarija (Fegatar), Justo de la Vega, la ayuda brindada por el Ejecutivo es insuficiente y no resuelve el problema.
De la Vega detalló que en el Chaco tarijeño hay unas 10.000 cabezas en riesgo y que para lograr una recuperación cada animal necesita siete kilos de forraje por día durante veinte jornadas. “Esta ayuda no sirve. Lo mismo pasa con el agua, pues de los diez camiones cisterna, a nuestra región le toco tres”.
Por su parte, el presidente de la Federación de Ganaderos de Macharetí, Nilbio Illescas, indicó que la ayuda del Gobierno es un paliativo que permite socorrer a las comunidades más afectadas.
“En esta parte de Chuquisaca hay cantones que hace ocho meses que no reciben una gota de agua. En riesgo hay unas 25.000 cabezas que precisan más de 3.000 toneladas por mes”, dijo Illescas.
A su vez, la alcaldesa de Boyuibe, Alejandria Vaca Flor, sostuvo que el apoyo de la Prefectura cruceña y del Gobierno es insuficiente y que la provisión de forraje y agua debe ser mayor.
Sobre este tema, Víctor Hugo Vázquez, viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, informó de que se envió 250 toneladas de alimento para bovinos que se van a distribuir en las comunidades Macheretí, Ipatití de Ibo, Carandaití, Villa Montes, Capirenda, Quintin Ortiz, Iribobo, Cotaiqui, Corosi, Boyuibe, Choroquetal y la Comunidad de Guarayos.
La autoridad adelantó que el viernes otras 200 toneladas se enviarán al sur del país.
En la misma línea, la Prefectura cruceña volvió a enviar 30 toneladas de forraje y 30 de sorgo a Boyuibe y Camiri.
Se indicó que mañana hará otro despacho de 100 toneladas de forraje y 100 de heno, que irán por ferrocarril hacia la zona sur del departamento y la Chiquitania.
En cuanto al impacto del fenómeno El Niño, desde el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), explicaron que la sequía que estaba afectando al Altiplano, valles y al Chaco dio paso a las lluvias, que durarán hasta el viernes. “Este cambio es momentáneo, pues la intensidad de las lluvias se hará sentir en casi todo el territorio a mediados de diciembre”, señaló Ruth Guzmán, pronosticadora de turno del Senamhi.
Al respecto, Gonzalo Vásquez, titular de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca), indicó que por las precipitaciones en la zona del Norte Integrado (Santa Cruz) las tareas de siembra están atrasadas.
“El agua nos está perjudicando. En esta zona está previsto sembrar unas 85.000 hectáreas”, precisó Vásquez.
El Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (Conarade) dijo que se solicitará financiamiento a los organismos internacionales.

Reacciones

La Paz


Alista informe de emergencia


Una comisión de la Prefectura paceña y del Ejecutivo realizó una evaluación de daños en cuatro provincias del sur de La Paz: Ingavi, José Manuel Pando, Pacajes y Gualberto Villarroel. De acuerdo con los datos preliminares, en esta zona se registran pérdidas de animales y atraso en la siembra de papa y quinua. El COE departamental recibió el informe y lo presentará al Gobierno para que éste declare en emergencia a estas localidades.

Cochabamba


Lluvias producen riadas


Las intensas lluvias que se producen en el trópico cochabambino desde hace una semana produjeron una riada en la localidad de Coromi, donde un niño perdió la vida, y en el río Sajta, donde una persona fue arrastrada y se encuentra desaparecida. Las precipitaciones también llegaron a las provincias de Pasorapa y Omereque, las más afectadas por la sequía. A pesar de las lluvias esta zona está en emergencia.

Cifras

120 toneladas


A cargo de Santa Cruz


Hasta el momento ésta es la cantidad de forraje que la Prefectura cruceña envió a los municipios de la provincia Cordillera.

15.400


En toneladas


Según los ganaderos, si se quiere recuperar a los 110.000 bovinos que están en riesgo, ésta es la cantidad de forraje que se necesita en 20 días

200 toneladas


El viernes


Es el segundo envío previsto por el Gobierno. Un día antes, la Prefectura cruceña enviará una cantidad similar


martes, 17 de noviembre de 2009

LA SEQUÍA GOLPEA EN EL CHACO Mueren más de 5.000 reses

Más de 5.000 cabezas de ganado se perdieron en todo el Chaco boliviano. Ahora, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua busca financiamiento externo para atender la emergencia; sin embargo, se descartó la posibilidad de decretar a la región como zona de desastre.

La falta de lluvia golpea esta vasta región del territorio nacional, donde animales y personas sufren una de las sequías más severas de los últimos años.

Entre las acciones paliativas, se conoció que la semana pasada representantes del Poder Ejecutivo a la cabeza del ministro de Agua, René Orellana sostuvieron una serie de reuniones con los 16 alcaldes del Chaco boliviano, entre e-llos los representantes de los municipios chaqueños de Chuquisaca: Muyupampa, Macharetí, Huacaya, Huacareta y Monteagudo.

Una de las conclusiones de la reunión fue el compromiso de dotar de agua a las regiones más afectadas por la falta de agua, donde se procederá a facilitar el acceso al líquido elemento a través de cisternas, además de la dotación de alimentos.

"Hemos tomado la decisión de atender con agua y alimentos la emergencia, y en el caso de Chuquisaca hemos evaluado las obras que se han construido como los pozos y atajados principalmente en Macharetí y Huacaya y sistemas de riego entre Monteagudo y Muyupampa", comentó Orellana.

Para atender a los damnificados, Orellana explicó que el fondo de emergencias del Gobierno alcanza a $us 2 millones que se administran a través del Viceministerio de Defensa Civil y sólo para el alquiler de cisternas se emplearían más de 120 mil dólares.

Finalmente el ministro dijo que por ahora no está previsto declarar al Chaco como zona de desastre porque ya está declarado en estado de emergencia con un decreto Supremo de Respaldo vigente, por lo que las instituciones públicas pueden disponer de fondos de emergencia sin problema.

EL GANADO SE MUERE

Más de 5.000 cabezas de ganado se perdieron hasta la fecha en todo el Chaco, aseguró René Orellana, aunque no supo dar detalles de la cuantificación de daños en Chuquisaca. En todo caso, el último reporte del municipio de Macharetí da cuenta de la pérdida de más de 800 cabezas de ganado mayor. De acuerdo al presidente del Comité Cívico de ese municipio, Gilberto Contreras al día mueren de cinco a siete reses por falta de alimento. Asimismo, comento que en las últimas horas se registraron las primeras lluvias pero que por ahora no son suficientes.

"El gobierno ha comprometido 400 toneladas de forraje para todo el Chaco y seguramente de ahí, 40 nos van a hacer llegar hasta este miércoles", expresó.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Gran Chaco se alivia por la lluvia


Desde la madrugada de hoy llueve en la provincia del Gran Chaco de Tarija, la población hace más de tres semanas estaba siendo afectada por una sequía que afectaba al ganado y a la cosecha.

La radio Frontera de la red Erbol informó que la precipitación pluvial alcanzó los 120 milímetros de agua que aliviaron y fueron un motivo de alegría para los pobladores del sur del país. Desde hace varias semanas la provincia del Gran Chaco fue azotado por una sequía que produjo la mortandad de varias cabezas de ganado y la pérdida de cultivos agrícolas.

Los pobladores de Yacuiba, en la zona, comentaron que de continuar la lluvia se podrían superar los problemas de los productores de hortalizas y talvez se "aminorarían los efectos de la sequía".

Mientras tanto, el Viceministerio de Defensa Civil entregará en los siguientes días 400 toneladas de forraje a los ganaderos del chaco tarijeño y semillas, según los últimos reportes la sequía afectó a más de 10 mil familias de la zona.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Chile reconoce potencial camélido que debe ser aprovechado en el país


Bolivia tiene un gran potencial en ganadería camélida que debe ser bien aprovechada para generar mayores recursos a las familias que se dedican a esta actividad productiva, reconoció, este viernes, Mauricio Fuentes, médico veterinario jefe del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) de Parinacota, durante el desarrollo del Primer Encuentro de Productores de Camélidos Bolivia Chile que se efectivizó en el municipio de Curahuara de Carangas.

"Comparando Chile con Bolivia tenemos que Bolivia tiene masa mucho mayor, ya que en Chile tenemos unos 80 mil hasta 90 mil llamas a nivel nacional, mientras en Bolivia sobrepasan el medio millón de cabezas en la zona fronteriza lo que hace una realidad muy diferente, además que aquí existe una mayor tratamiento de lo que es el aprovechamiento de la carne, cuero y fibra de la llama, por lo que Bolivia tiene unas perspectivas muy interesantes", aseveró.

El jefe indicó que en Chile se está trabajando en el tema de la exportación de animales en pie y "ahora toma vuelo" la exportación de camélido silvestre como es la vicuña que genera un movimiento económico significativo.

En el encuentro de productores de camélidos participaron productores de camélidos de los municipios que se encuentran en la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras, institución que organizó en encuentro.

"Bolivia tiene mayores posibilidades y un mercado mucho más productivo que el mercado chileno, eso tienen que tomarlo muy en cuenta, el potencial es bastante grande, el tema de la población de cabezas de llama hace que esto sea favorable para Bolivia", sostuvo.

De acuerdo con la explicación proporcionada en Chile las experiencias de cría y comercialización de la carne, fibra y cuero de la carne de llama no han tenido dentro el marco productivo y el retorno en recursos económicos, por lo que se tiene que hacer es que el ganadero de camélidos tenga más mercados para ofrecer sus productos y de esa forma generar mayores recursos económicos para sus familias.

En Chile los municipios que se dedican a la actividad de ganadería camélida son la Municipalidad de Putre y la Municipalidad de General Lagos, que son municipios fronterizos con Bolivia.

MANCOMUNIDAD

El gerente de la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras, Alejandro Choque indicó que el primer encuentro es un avance muy importante para establecer coordinación de actividades y trabajos en el sector de la ganadería camélida.

"En este primer encuentro hemos acordado termas muy importante, ya que conocemos los trabajos que se están realizando, el objetivo es que se cruce la información con las demandas y necesidades de los productores", dijo.

Choque explicó que en el marco de los Comités de Fronteras Bolivia Chile se trabaje con los productores de Chile en el tema de zona libre de fiebre aftosa, ya que se declaró hace 30 años zona libre y socialicen como cuidan para evitar enfermedades en el ganado camélido.

La falta de agua de riego afecta 40% de alfalfares


La falta de agua de riego, las elevadas temperaturas y la sequía de los últimos dos meses en la cuenca lechera de Cochabamba y el valle alto, afectó al 40 por ciento de las aproximadamente 10 mil hectáreas de alfalfares, maizales y pastizales, plantados para proveer de alimento al ganado lechero asentado en los municipios de Cercado, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto Chico, la Angostura y San Benito.

Las últimas semanas, la falta de alimento y forraje en ese porcentaje empezó a sentirse en el sector lechero donde un buen porcentaje de productores que agotaron sus reservas acumuladas para temporadas de emergencia como la presente sequía, comenzaron a adquirir alimentos del mercado de Santa Cruz a precios elevados, comentó Abraham Coca, productor y ex presidente de la Federación de Productores Lecheros de Cochabamba (Feprolec).

“A mucha gente (productores) se le acabó el maíz que tenía ensilado y están yendo a comprar forraje verde a la localidad de San Isidro, en Comarapa, Santa Cruz, porque ya ha entrado el choclo tempranero en esta época”, sostuvo.

Que un 40 por ciento de las plantaciones de forraje y alfalfa en Cochabamba esté sufriendo carencia de agua, dijo que se debe fundamentalmente a la falta de riego oportuno de maizales y alfalfares, “ocasionado por un manejo totalmente irracional de parte de la gerencia del Sistema Nacional de Riegos de la Angostura”.

A tiempo de señalar que las plantaciones de maíz mishka se han visto completamente afectadas por falta de agua de riego”, sostuvo que extensas zonas de cultivos de maíz, alfalfa, cebada, avena y pastos en las zonas de Sumunpaya, Tamborada, Pucarita, La Maica, Albarrancho, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto Chico, San Benito y varias comunidades del valle alto, están confrontando serias dificultades en producción de forraje, indispensables para la alimentación de ganado lechero.

En la cuenca lechera de Cochabamba que comprende los municipios de Cercado, Colcapirhua y Quillacollo existen alrededor de 3.500 hectáreas de alfalfares; mientras que en los municipios de Arbieto, Tarata, Cliza, Arani y otras zonas del valle alto, las restantes 4.500 hectáreas de pastizales.

Advierten que disminuirá la producción de leche

La producción diaria de leche, que en este momento está fluctuando entre 240 y 250 mil litros día, podría bajar hasta en un 20 por ciento, en caso de persistir la falta de lluvias y las elevadas temperaturas, que “evaporizan en tiempo récord” las aguas de las fuentes naturales, atajados y manantiales existentes en los terrenos agrícolas de la cuenca lechera y el valle alto.


A tiempo de formular la advertencia, el ex presidente de la Feprolec Abraham Coca, refirió que “algunos productores lecheros ya agotaron sus reservas de forraje en sus silos y su producción está empezando a disminuir”.


Con un hato aproximado de 80 mil cabezas de ganado mejorado en las cuencas lecheras de Cochabamba, el valle alto y el Chapare, que abarca más de 12 municipios del departamento y el trópico, algo más de 5 mil familias campesinas se dedican a la producción lechera que bordea los 250 mil litros día.


De ese total, 190 mil litros aproximadamente son entregados a la planta industrial de PIL Andina y el resto transformado en yogur, queso y otros productos.

Sequía: Comuncarios de Pasorapa llevarán ganado moribundo a la prefectura

Comunarios de Pasorapa se trasladarán junto a sus ganados moribundos hacia la ciudad de Cochabamba para declararse en huelga de hambre en las puertas de la Prefectura.

El diputado Edwin Jiménez, oriundo de la provincia Campero, dijo si en las próximas horas la Prefectura no envía cisternas de agua, maquinaria, alimentos para el ganado y vituallas, se declararán en ayuno en las puertas mismas de esa institución, y sus ganados serán amarrados en los postes y árboles de la Plaza Principal de Cochabamba para que todos constaten la magnitud del drama.

Dijo que no era posible seguir soportando tanta indolencia de las autoridades prefecturales, quienes lejos de brindarles ayuda efectiva, prefieren dedicarse a hacer campaña y a "politizar" cualquier ayuda o asistencia humanitaria. "Si hasta este lunes 16, las autoridades prefecturales no brindan ayuda y de esta manera disminuyen el drama de más de 300 familias, los comunarios se trasladarán junto a sus ganados moribundos hasta Cochabamba, donde se declararán en huelga de hambre", agregó. ANF

jueves, 12 de noviembre de 2009

En el Chaco el ganado muere y la ayuda demora


La sequía se agudiza y afecta a gran parte del Chaco boliviano.
Con una estimación de más de 8.000 reses muertas y aproximadamente unas 1.550 que agonizan, el Chaco tarijeño, cruceño y chuquisaqueño pide la inmediata declaratoria de desastre en ese territorio, con el objetivo de lograr ayuda internacional y evitar un mal mayor.


Mientras que el auxilio gubernamental no llega a la zona, apenas unos cuantos camiones cisternas acuden con agua de las prefecturas a las propiedades ganaderas.


EL DEBER fue testigo el martes y miércoles del drama que viven los productores de esa región. Un equipo periodístico recorrió las comunidades de Ayururenda, Colonia del Sur, Bagual, Brecha 40, Puesto Encañada, Montecristo, La María y Puesto Seco, de la primera sección del Gran Chaco (Yacuiba), y constató que cientos de vacas murieron, mientras que otras se encuentran agonizando.


Hay desesperación en los rostros de los dueños de los predios, pues no tienen forraje ni agua para seguir alimentando a su ganado.
Por ejemplo, en Puesto Encañada, de Marcelo Saldías, más de una decena de bovinos se murieron en las últimas dos semanas. Similar situación se registra en los predios de Juan Portales, Nazario Palacios y Martín Alarcón, a quienes ayer comenzó a distribuirse 30.000 litros de agua que apenas alcanzan para unos cinco días. Cada uno de estos predios tiene alrededor de 400 vacas.


La situación se complica en la propiedad La María, del ganadero Santiago Leaños, pues ocho vacas murieron en los últimos días y una decena se encuentra en riesgo porque los atajados no tienen agua y el forraje alcanzará hasta el domingo. A unos kilómetros más adelante, Emiliano Arriaga testimonió que se le murieron 30 vacas y una veintena agoniza.


En la zona de Montecristo, de propiedad de Arturo Ferrari, si bien la situación se torna un poco mejor, empero hay preocupación porque la ayuda gubernamental demora.


Lo contrario ocurre en Puesto Seco, donde se encontró a Rosalva Pando y a sus hijas Alejandra y Natalia reanimando a sus animales. En el área se perdieron cuatro vacas hace tres días, pese a que los camiones cisterna del gobierno departamental de Tarija asisten dos veces a la semana.


En el otro lado, en la provincia O'Connor, localidad Entre Ríos, el alcalde Teodoro Suruguay, indicó que 1.500 cabezas murieron y ya no hay agua ni forraje; es más, comienza a faltar agua para el consumo humano. En esta área se requieren retroexcavadoras, forraje y motobombas.


Sobre el particular, el alcalde de Yacuiba, César Brú, expresó que de las 65.000 cabezas que tiene la región, un 80% está en riesgo de mortandad. "En 2007, el presidente Evo Morales regaló siete camiones cisterna a las organizaciones sociales, pero no aparecen".
Finalmente el oficial mayor del gobierno municipal de Villa Montes, Fernando Rojas, exteriorizó su preocupación porque 3.000 vacas languidecieron en los últimos tres meses y se registraron además cinco focos de incendio.

Reacciones

Emiliano Arriaga
Mueren vacas y terneros
"Se han muerto 30 vacas y unos ocho terneros. Tratamos de reanimar a los animales (bovinos) que nos quedan, pero éstos ya no se pueden levantar por falta de agua. Está llegando ayuda de la Prefectura de Tarija, pero es insuficiente. Cada tres días viene un camión cisterna con unos 30.000 litros de agua y tenemos que medir el líquido para las 440 vacas que tenemos".

Rosalva Pando
Preferimos hacer charque
"Las vacas se están muriendo rápidamente; esto es como una plaga. Ya no tenemos agua para los animales y los atajados están secos. Hace poco llovió, pero fue sólo algunos minutos y no alivió en nada a los animales. Lo peor es que la carne apenas se la puede vender y todavía a bajo precio, por lo que preferimos hacer charque".

Ermas Pérez
Tiene que haber más ayuda
"Los atajados se han secado y el forraje se ha perdido. Nosotros pedimos por lo menos cuatro camiones cisterna para la localidad de Caraparí y, gracias al Gobierno, se nos ha entregado. Pero tiene que haber más ayuda y es necesario el auxilio internacional para encarar entre todos el problema, pues está en riesgo la seguridad alimentaria de la región”.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

PRONOSTICAN OTROS DESASTRES Sequía: activan plan de ayuda para víctimas


Mientras el Gobierno acelera la atención a las zonas azotas por la sequía, con el envío de alimentos y cisternas de agua y aún no termina de cuantificar los daños causados por este fenómeno natural, los pronósticos climatológicos anuncian nuevos desastres por las torrenciales lluvias que se prevé se registrarán a partir de fines de noviembre y primeros días de diciembre.

El responsable de Riesgos de la Prefectura de Cochabamba, Fernando Fernández, manifestó su preocupación por este pronóstico, porque dentro de dos semanas es posible que las emergencias cambien y ya no se requiera agua en las zonas hoy afectadas por la sequía, sino se tenga que ver inundaciones, riadas o desbordes de ríos, que ya empezaron a registrarse en la región tropical.

Esta preocupación fue corroborada, por el responsable del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Félix Trujillo, quien anunció que a partir de diciembre la sequía será reemplazada por fuertes precipitaciones que pueden provocar inundaciones en tierras bajas.

“En realidad lo que estamos viviendo en el país es que el periodo de lluvias se está acortando. Antes teníamos un periodo de lluvias más prolongado, de fines de octubre hasta abril, ahora las lluvias escasamente llegan a diciembre, enero y febrero, lo que dificulta al almacenamiento de agua” puntualizo Trujillo en declaraciones a radio Fides.

Agregó que el fenómeno del Niño, que causa este tipo de desórdenes en el clima llegaba cada 10 años, luego fue cada cinco y ahora entre dos a tres años lo vivimos.

Damnificados

En los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija se registraron, por la falta de lluvias, 8.500 familias damnificadas y el número de cabezas de ganado muertos superan las 71 mil, principalmente en el Chaco, la primera información corresponde a Hernán Tuco, viceministro de Defensa Civil, y la segunda a voceros prefecturales y municipales.

Para atender a estas familias y evitar más muertes de animales, el Gobierno, las prefecturas y municipios afectados intensificaron las acciones de asistencias y sumaron otros esfuerzos. Ayer se enviaron camiones cargados de alimentos y carros cisternas hacia el chaco tarijeño, que es la más afectada.

Rubén Ardaya, secretario de Desarrollo Productivo, de la Prefectura cruceña, indicó que en el chaco de Santa Cruz hay una baja mortandad.

No obstante, indicó que de continuar la escasez de agua, un 25% del hato ganadero, que es de 250 mil bovinos, estará en riesgo de morir.

Para evitar esto, la Prefectura junto a la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), pondrá en marcha un programa que contempla las siembra, cosecha y almacenamiento de heno (forraje) mediante una tecnología de manejo de tierra que dio resultado en Cuevo.

En La Paz al menos unas 23 mil familias perdieron sus cultivos de papa, haba y quinua, como consecuencia de la intensa sequía en el altiplano sur, que afectó unas 20 mil hectáreas, informó la directora del Servicio Departamental Agropecuario de la Prefectura, Martha Gonzales.

En Cochabamba, el municipio de Pasorapa declaró emergencia municipal y una comisión se trasladó ayer hasta las nueve comunidades más afectadas para cuantificar los daños, según los informes preliminares 300 familias serían las damnificadas y se tiene el reporte de la muerte de 80 reces hasta el viernes pasado, manifestó el responsable de riesgos de la Prefectura de Cochabamba, Fernando Fernández.

Dijo que se espera el retorno de la comisión la tarde de hoy y con los datos recabados se definirán las acciones de ayuda para los damnificados y los trabajos que se deben realizar para garantizar la provisión sobre todo de agua a las comunidades afectadas.

Evalúan el cierre del Desaguadero

El nivel de las aguas del lago Titicaca disminuyó, hasta el momento, en 81 centímetros. Si baja 30 centímetros más, la Autoridad Binacional del Lago Titicaca (ATL) cerrará las compuertas del río Desaguadero.


Esta medida tiene la finalidad de evitar daños a la flora y fauna del lago más alto del mundo, pero la consecuencia será la falta de provisión de agua para riego y para los animales del altiplano orureño y paceño.


Éste es un efecto de la falta de lluvias que afecta a las regiones del altiplano y chaco de seis departamentos desde agosto pasado, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).


Luis Sánchez Aragonés, director de la ATL, dijo ayer a La Prensa que en caso de que el lago llegue a alcanzar 3.808,25 metros, “se cerrarán las compuertas (del río Desaguadero) progresivamente”.


El nivel regular del lago es de 3.809,36 msnm, pero al momento está en 3.808.55, es decir 81 centímetros por debajo.


Según la explicación de la Autoridad Binacional, el cierre de la represa será por etapas, ya que si las lluvias retornan el corte se levantará poco a poco hasta restituirse el caudal perdido. Si no se recuperara el nivel, advertirán a las autoridades departamentales de La Paz y Oruro de que se irá cortando cada vez más el flujo del líquido y tomen previsiones.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Ganaderos del Chaco anuncian bloqueos si no reciben ayuda

Autoridades y ganaderos de tres poblaciones del Chaco boliviano amenazaron con iniciar bloqueos en la carretera Santa Cruz-Yacuiba-Argentina si entre mañana y el martes no empiezan a recibir ayuda (agua y cisternas para transportala) del Gobierno y de autoridades regionales.

Ganaderos del poblado tarijeño de Llanura Seca y de Villa Vaca Guzmán, de Chuquisaca, están en emergencia y anunciaron cortes de ruta a la altura de Macharetí, población de este último departamento cuyo alcalde, Guimer Silos, se plegó a la amenaza.

Mientras tanto, técnicos de Defensa Civil en La Paz anunciaron que en la reunión de hoy entre miembros del Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Emergencias y Desastres (Conarade) y representantes de los centros de Operaciones de Emergencia (COE) de municipios y prefecturas afectados se definirá un envío de grandes cantidades de agua, por aire y por carretera, a estas regiones.

Debido a una intensa sequía y a las elevadas temperaturas registradas en las últimas semanas en el Chaco y el altiplano bolivianos, a raíz del fenómeno de El Niño, cuatro departamentos están en alerta naranja: Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y La Paz, y dos en alerta amarilla: Oruro y Potosí. Ambos mecanismos permiten acelerar el desembolso de recursos para atender emergencias.

Nilbio Illescas, presidente de la Federación de Ganaderos de Chuquisaca, informó al diario El Deber que los ganaderos de Villa Vaca Guzmán están en emergencia.

“Anunciaron —dijo— que si hasta el miércoles 11 la Prefectura o el Gobierno no envían ayuda, y duplican el número de cisternas (sólo hay 12 para atender a todo ese departamento), iniciarán un bloqueo de la carretera Yacuiba-Santa Cruz a la altura del municipio de Macharetí”.

El alcalde de esta localidad, Guimer Silos, informó: “El sábado, Defensa Civil nos entregó dos cisternas y la Prefectura otras dos, pero no van a abastecer las necesidades de Macharetí, que junto con Huacareta son las poblaciones más afectadas”.

La autoridad añadió que alrededor de 50.000 reses, que necesitan consumir al menos 50 litros de agua diarios por cabeza, están en riesgo de morir no sólo por falta de agua, sino también de alimento, ya que la sequía se presentó progresivamente desde abril.

Silos advirtió, a pesar de que el Fondo de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se comprometió a entregar 85.000 bolivianos de ayuda en los próximos días, que “si la prefecta Savina Cuéllar y los consejeros departamentales no atienden el pedido de sesionar hoy en Macharetí, vamos a empezar el corte de la carretera”.

La ayuda tampoco llega al Chaco tarijeño. Norma Zurita, dirigente de los ganaderos de la comunidad Llanura Seca, ubicada al sur de Yacuiba, señaló a La Prensa: “Si mañana no nos garantizan una cooperación real y suficiente, empezaremos a bloquear de inmediato la ruta a Santa Cruz”.

La productora sostuvo que las cinco cisternas de la Alcaldía yacuibeña y las cinco de la Prefectura tarijeña destacadas en la región “no alcanzan para acarrear la cantidad de agua que se precisa y por eso el ganado se está muriendo en medio del lodo”.

Según Zurita, otras comunidades, como Victoria, El Pelícano y Paralelo 22, están en las mismas condiciones.

Sobre estas advertencias, un vocero del Viceministerio de Defensa señaló ayer que “así existan bloqueos, igual se llevará agua a las cuatro localidades más afectadas del Chaco tarijeño y Chuquisaca, porque la prioridad es dar atención a la gente”.

Envío de ayuda

Un técnico de Defensa Civil adelantó ayer a La Prensa que “fardos de alimento para animales y tanques de agua de gran capacidad serán llevados hasta el aeropuerto de Tarija y desde ahí repartidos por vía terrestre a Entre

Ríos, Yacuiba y Villamontes, en ese departamento, y Villa Vaca Guzmán, en Chuquisaca, que son los municipios más afectados”.

Una posibilidad es que el líquido sea llevado desde La Paz en aviones de las Fuerzas Armadas, y otra que el traslado sea desde Santa Cruz también por vía aérea, y además en camiones cisterna que tienen capacidades de entre 25.000 y 50.000 litros.

El experto tampoco descartó que el reparto sea desde ambas capitales. “No podemos descartar ninguna ciudad donde haya suficiente agua para llevar a las zonas de emergencia”.

La Fuerza Aérea Boliviana (FAB) cuenta con dos aviones de carga (Douglas DC-10) con capacidad para 572 toneladas y un Hércules que puede cargar 69,7 toneladas. Antes del operativo se deberá evaluar si la pista del aeropuerto tarijeño tiene la suficiente extensión para el aterrizaje de estas naves.

En relación con el altiplano, otro técnico del equipo de expertos en desastres de Defensa Civil anunció que “aún se está haciendo la evaluación del daño, pero el rescate se hará vía terrestre debido a la distancia y a que son mejores las vías carreteras”.

La fuente, que pidió anonimato, agregó que en la cita de coordinación que se efectuará en la oficina de Johnatan Lewis, representante de Unicef en La Paz, se dará a conocer el diagnóstico preliminar de las cabezas de ganado fallecidas y en peligro por la sequía y el número de familias afectadas.

“Por el momento —dijo el informante— no hay riesgo de pérdidas humanas porque alimentos y agua han sido repartidos oportunamente. De todas maneras, hoy las autoridades tomarán las decisiones que sean necesarias”.

En contacto con radio Erbol, el viceministro de Defensa Civil, Herán Tuco, señaló ayer que “se calcula que las familias afectadas en todo el país sean unas 8.500 repartidas en 20 municipios”.

El Gobierno y el Conarade planean repartir agua y forraje desde Tarija al Chaco por carretera —ante la carencia de helicópteros—, pero ya surgieron inconvenientes, pues los tres camiones cisterna de Defensa Civil de la capital chapaca están malogrados.

El viceministro Tuco admitió que “son tres camiones donados por España y en el país no hay repuestos para su tipo; vamos a buscar otras alternativas”.

Posibles cortes de agua en El Alto

Víctor Hugo Rico, gerente general de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), señaló ayer a La Prensa que por las altas temperaturas registradas en La Paz y El Alto en los días recientes (con promedios de más de 20 grados centígrados), se iba a experimentar una baja presión en el fluido de agua y advirtió de posibles cortes en algunos distritos alteños la madrugada de hoy.

“Hay que aclarar —explicó Rico— que no vamos a realizar ningún racionamiento o corte programado de agua, eso está descartado. Lo que ocurre es que, por la poca fuerza con que llega el agua desde las represas a las tuberías, es posible que se den cortes esporádicos y momentáneos en algunas zonas”.

El gerente dijo que la represa que abastece a El Alto es la de Tuni Condoriri, ubicada a menor altura que esa ciudad, lo que dificulta el bombeo cuando hay poca agua almacenada.

La semana anterior, el director de Comunicaciones de EPSAS, José María Herbas, explicó a La Prensa que se registraron cortes de agua en los distritos alteños 1, 2, 3 y 12 por la misma causa y por el elevado consumo de agua entre la población.

El sábado 7 fue el día más caluroso en La Paz

Marisol Portugal, funcionaria de la Dirección de Pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), dijo que el sábado 7 fue, contra todo pronóstico, el día más caluroso del año en La Paz.

Los 25,2 grados centígrados registrados a las 14.20 de ese día superaron de lejos los 23 grados que los termómetros marcaron ayer, que el Senamhi había anunciado como el “día sin sombra” porque el sol se ubicó en el cenit, lo que anunciaba que el calor tocaría su tope. También El Alto vivió el sábado su día más caluroso, con una máxima de 19,4 grados centígrados, contra los 19 de ayer.

La entidad encargada del análisis del clima pronosticó que la temperatura en La Paz iba a alcanzar el domingo una máxima de 26 grados centígrados, cifra histórica sólo percibida en noviembre de 2001, cuando el fenómeno de El Niño también azotaba a la región.

En cambio, las localidades de San Joaquín y Guayaramerín, en el departamento de Beni, sí alcanzaron en el “día sin sombra” su máxima temperatura del año: 33 grados centígrados.

El Senamhi carece de equipamiento para efectuar mediciones en la localidad de Entre Ríos, de Tarija, y por lo tanto no pudo corroborar las afirmaciones del alcalde de esa localidad, Teodoro Suruguay, quien dijo que las temperaturas alcanzaron en este mes los 49 grados centígrados.

Este año, la máxima temperatura le correspondió a Villamontes, donde el 2 de noviembre se registraron 45,8 grados centígrados. La temperatura más alta registrada históricamente en el país fue de 46,7 grados centígrados, en noviembre de 1980, precisamente en Villamontes, en el Chaco tarijeño.

La Paz, sin piscinas

A pesar del intenso calor, ayer en la sede del Gobierno sólo estuvo abierta una piscina pública, la del Parque Nacional de Mallasa.

Familias enteras, sobre todo de El Alto y la ladera Este de La Paz, llegaron al recinto desde primeras horas de la mañana hasta entrada la tarde.

La piscina municipal de Orkojahuira estuvo cerrada por mantenimiento y el gerente general de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), Víctor Hugo Rico, negó que este predio haya sido perjudicado por un corte de agua, al contrario de lo difundido por algunos medios.

La piscina de Alto Obrajes está cerrada desde hace varios años por falta de mantenimiento.

Se precisan $us 1.000 millones para evitar catástrofes futuras

El ministro de Medio Ambiente y Agua, René Orellana, aseguró ayer que, para evitar una grave escasez de agua en los siguientes años, el país requiere una inversión de al menos mil millones de dólares.

“Sólo considerando sistemas de aguas deberíamos invertir ese monto en los próximos siete años. Con ese monto podríamos subir en un 12 por ciento la cobertura de agua potable a nivel nacional, pero además se podrían mejorar y construir nuevas fuentes de agua y plantas de tratamiento”.

La autoridad informó que la actual gestión invirtió 30 millones de dólares en emergencias, previsión de riesgos y nuevas represas de agua, “y calculamos llegar a por lo menos 150 millones”.

Para atender las regiones más sensibles a la sequía, el Chaco y el altiplano, Orellana señaló que es necesaria una planificación anual sostenible. “En la parte chaqueña de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija —comentó— se precisa invertir al menos 11 millones de dólares al año”.

En sus cuatro años de gestión, el Gobierno de Evo Morales entregó 812 obras de agua, ductos, alcantarillado y pozos para paliar la sequía en el Chaco, con un presupuesto de 11 millones de dólares. Orellana dijo que también se invirtieron seis millones de dólares en diques y obras de contención en el Río Grande (Santa Cruz) para evitar inundaciones.

En La Paz y El Alto, según informó, “ya contamos con diseños finales para mejorar las represas de Alto Hampaturi, Huayna Potosí y Peñas, y vamos a buscar unos 25 millones de dólares que se necesitan por años para consolidar esos proyectos”.

Detalles de la crisis

En octubre comenzó la sequía en el Chaco tarijeño y chuquisaqueño y en el altiplano.

Hasta el momento, Defensa Civil calcula en 8.500 las familias afectadas en el país.

Dos millones de cabezas de ganado vacuno, bovino y camélido corren riesgo en el occidente.

Cuatro departamentos han sido declarados en alerta naranja y dos en alerta amarilla.

En la primera categoría están Tarija, La Paz, Chuquisaca y Santa Cruz.

Y en el nivel más bajo de emergencia se encuentran Potosí y Oruro.

Una comisión de especialistas se reunirá hoy en La Paz para coordinar los operativos.

Se prevé llevar agua en tanques a bordo de aviones de la Fuerza Aérea.

Si la ayuda no llega de inmediato, pobladores del Chaco cortarán la carretera a Yacuiba.

domingo, 8 de noviembre de 2009

10 técnicos miden daños por la sequía


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Gobierno desplegaron una comisión de unos 10 técnicos a las zonas afectadas por la sequía, con el propósito de evaluar y cuantificar los daños causados en los sectores en alerta naranja. Las autoridades prevén que la información estará lista el martes.

El Ejecutivo declaró el viernes alerta naranja en unos 25 municipios de los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija. Tras la determinación, autoridades gubernamentales y representantes de la ONU se comprometieron a ayudar a los damnificados; el primer paso para cumplir este compromiso es el de cuantificar los daños.

“Empezamos desde hace tres semanas con la entrega de alimentos como harina, arroz, fideo y otros a las familias más afectadas por el déficit de lluvias, y ahora estamos registrando todos los datos”, explicó el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco.

La autoridad recalcó que la alerta naranja implica que se activan los Centros Operativos de Emergencias nacional y departamentales para que trabajen las 24 horas del día y filtren las informaciones sobre las necesidades en cada municipio.

Entre los sectores más afectados por el fenómeno climático destacan los municipios de Charagua, Cabezas, Camiri y El Torno, en Santa Cruz; Villamontes, Yacuiba y Entre Ríos, en Tarija; Monteagudo, en Chuquisaca; Puerto Acosta, Corocoro, Nazacara de Pacajes, en La Paz.

“Es muy preocupante la situación en esos sectores, es por eso que se está gestionando toda la ayuda posible. Estamos trabajando para colaborar a las comunidades”, dijo Tuco.

El Gobierno destinó tres millones de dólares para que el Viceministerio de Defensa Civil ejecute tareas de auxilio en las zonas con mayores problemas. “Los alimentos que estamos distribuyendo son gracias a estos recursos y esperamos que otras instancias internacionales también colaboren”, sostuvo Tuco.

Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), el déficit de lluvias persistirá este mes; los especialistas consideran que las primeras precipitaciones se registrarán en diciembre.

Ante esto, Tuco aseguró que las autoridades nacionales entregarán agua en bidones hasta que concluya esta etapa.

De todas maneras, el paisaje de los municipios declarados en alerta naranja es desolador. La tierra está seca, las plantaciones se han perdido y los animales agonizan.

Dos cisternas para 30 pueblos

El municipio de Cabezas, en la provincia Cordillera de Santa Cruz, tiene sólo dos cisternas para distribuir agua a 30 comunidades afectadas por la sequía, reportó ANF.

El alcalde de Cabezas, Vertí Cañizares Castro, informó que por la sequía y la carencia de forraje murieron alrededor de 450 cabezas de ganado. Por esto, pidió apoyo inmediato al Gobierno central.

“En el sector sur del municipio ha muerto mucho ganado de hambre y sed, y no tenemos ninguna ayuda”, reclamó el edil.

Al menos 30 de las 60 comunidades de Cabezas lamentan la pérdida de ganado y cultivos por el déficit de lluvias.

“Ya no hay alimentos para los animales, si bien la gente tiene alimentos para sobrevivir, los animales se nos mueren´, destacó el alcalde Cañizares.

Hace dos meses, el municipio se declaró en emergencia por la sequía, pero aún no recibió asistencia, más allá de la que brindó la Prefectura con la asistencia de las dos cisternas.

EPSAS captará un manantial

La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) captará agua desde un manantial ubicado en la plaza Arandia, en Villa Fátima. La tarea comenzará la próxima semana y tiene el propósito de garantizar la distribución del líquido a la población.

“Desde el año pasado estamos realizando evaluaciones para captación de manantiales en diferentes sectores y vimos que algunos tienen caudales muy pequeños y otros que no son aptos para realizar el tratamiento de sus aguas. Se determinó captar el agua de esta vertiente de Villa Fátima”, explicó a La Razón el gerente técnico de EPSAS, Jorge Zotez.

Esta trabajo permitirá la transferencia de agua desde el sistema de Pampahasi hasta el sistema de El Alto, para que luego sea distribuida a diferentes zonas de La Paz. Según Zotez, esta acción servirá para prevenir posibles carencias de agua potable en tiempos de crisis.

El volumen de evacuación de agua del manantial de Villa Fátima es de cinco litros por segundo.

Al mediodía no habrá sombra

A las 12.16 el sol pasará por el cenit de la ciudad de La Paz; eso significa que el astro llegará a esa hora a la máxima altura del año con respecto al horizonte.

Esto quiere decir que la urbe pasará por el “día sin sombra”, que se caracteriza porque los objetos delgados no proyectan sombra y los rayos ultravioletas aumentan; expertos aconsejan protegerse de la radiación

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó a la población que evite exponerse a los rayos ultravioletas o, caso contrario, utilice protectores solares y gorras para evitar insolaciones.

El “día sin sombra” se repetirá en otras urbes según el siguiente rol: en Cochabamba el 12 de noviembre, el 13 lo hará en Santa Cruz y en Oruro; el 18 en Sucre, el 21 de noviembre en Potosí y, finalmente, el 2 de diciembre el sol estará vertical sobre Tarija.

Esta época del año los rayos ultravioletas son extremos y por tanto las precauciones también deben ser extremas, recomienda el organismo.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Ganaderos de camélidos de Chile y Bolivia intercambiarán experiencias

Oruro, (ANF).- Productores de ganado camélido de Chile y Bolivia intercambiarán experiencias sobre la crianza y comercialización de llamas, los subproductos en base a la carne, fibra y cuero. El encuentro está previsto para el 10 de noviembre, en el municipio de Curahuara de Carangas del departamento de Oruro.

El gerente de la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras (MMAsF), Alejandro Choque, confirmó la realización del “1er Encuentro de Ganaderos en Camélidos Bolivia-Chile” que servirá de mucho para los pueblos que viven de la crianza de la llama.

“En este encuentro analizaremos las experiencias exitosas en la crianza y comercialización de la carne de llama, pero además nuestros hermanos ganaderos y autoridades municipales de Chile socializarán las actividades que se están encarando en este sector productivo”, aseveró.

El gerente de la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras manifestó que a nivel departamental se está ejecutando el proyecto de Fortalecimiento a la Cadena Productiva de la fibra de la llama.

Ese proyecto se ejecuta en los municipios de Curahuara de Carangas, San Pedro de Totora, Santiago de Huayllamarca y Corque del departamento de Oruro, además de Calacoto y Santiago de Callapa del departamento de La Paz.

“El proyecto permitirá a los productores de camélidos a mejorar sus ingresos económicos, ya que se está trabajando en la construcción de vijiñas, implementación de forrajes, mejoramiento de los ejemplares de camélidos, todos estos trabajos están en marcha y estamos seguros que al culminar el proyecto se tenga buenos resultados”, dijo.

Choque sostuvo que uno de los factores para que tenga éxito ese proyecto es la conformación de la Red Interinstitucional de Actores que involucra a todas las instituciones públicas y privadas que trabajan con los productores de camélidos.

Asimismo, explicó que hasta el momento confirmaron su presencia autoridades del Servicio Agrícola Ganadero de Chile (SAG), alcaldes municipales de Colchane, Camiña, Huara y General Lagos, además de unos 20 ganaderos en camélidos de la República de Chile.

La delegación boliviana estará a cargo de las autoridades de Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Alimentaria Ganadera (Senasag), el Servicio Departamental Agropecuario (Sedag), alcaldes municipales de la Mancomunidad de Municipios Aymaras sin Fronteras y productores de camélidos.

De acuerdo al programa establecido la inauguración estará a cargo del Canciller de la República, David Choquehuanca, posteriormente se socializará la experiencia exitosa del proyecto del Manejo Integral Sostenible Llamas (MIS Llamas).

Los funcionarios del Senasag brindarán un informe sobre el estado actual de la Zona Libre de Fiebre Aftosa de los departamentos de Oruro, Potosí y La Paz; asimismo el ingeniero René Fernández dará a conocer sobre las experiencias de los Centros de Innovación y Transferencia de Tecnología (CITTes), al culminar el encuentro se firmará acuerdo entre autoridades municipales y productores de camélidos de Bolivia y Chile.

Unas 2,5 millones de cabezas de ganado están en riesgo debido a la sequía en el Chaco y altiplano


Unas 2,5 millones de cabezas de ganado, principalmente vacuno, corren el riesgo de perderse debido a la sequía que asola el altiplano y el Chaco boliviano.

Los datos corresponden al viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, quien anunció que su despacho ha solicitado al Ministerio de Hacienda la dotación excepcional de 26 millones de bolivianos para atender esta emergencia.

Para hoy está previsto una reunión del Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Emergencias y Desastres (Conarade), con la participación de 18 municipios y cuatro prefecturas en instalaciones de la Corporación de las Fuerzas Armadas para el Desarrollo Nacional (Cofadena).

Allí se analizará la situación de la sequía y los requerimientos para la atención de los problemas, con el objetivo de ver la necesidad de emitir un decreto de declaratoria de emergencia a las regiones afectadas por el fenómeno de El Niño.

Por el momento, los departamentos de Oruro, Potosí, La Paz y Tarija anunciaron que solicitarán la entrega de recursos adicionales. El secretario general de la Prefectura de Tarija, Manuel Lea Plaza, pidió la ayuda debido a la falta de lluvias, que afecta principalmente a las provincias chaqueñas de O’Connor y Gran Chaco.

Pablo Ramos, prefecto paceño, anunció que La Paz, Oruro y Potosí demandarán la declaratoria de emergencia debido a la sequía, que ya ha ocasionado problemas en esas regiones. Por ejemplo, en el departamento paceño se ha calculado un daño económico de 2,3 millones de bolivianos.

También las regiones chaqueñas de los departamentos de Chuquisaca y Santa Cruz sufren la merma del ganado y los recortes de agua potable debido a la falta de lluvias.

Por ejemplo, en el municipio de Charagua, en el departamento cruceño, algunas familias abandonaron sus comunidades y se fueron a vivir a los caminos en espera de los camiones cisternas que les proveen del líquido vital.

El calor

El panorama no es alentador, pues el Servicio Nacional de Meteorología (Senamhi) explicó que el déficit de lluvias continuará hasta la primera quincena de diciembre, cuando se prevé que se recuperen los niveles normales.

El jefe de pronósticos de esa institución, Félix Trujillo, explicó que la falta de precipitaciones en el altiplano, valles y Chaco se presenta desde agosto. En octubre llovió un poco, pero no fue suficiente para alcanzar los niveles habituales.

La autoridad de Meteorología explicó que la falta de lluvias en las regiones afectadas es consecuencia del fenómeno de El Niño, que son corrientes de aire caliente que llegan desde el océano Pacífico, debido a que la masa de agua ha subido su temperatura en unos dos grados centígrados.

Una consecuencia de esta situación es un posible desabastecimiento de alimentos para la siguiente gestión, según admitió el ministro de Defensa, Walker San Miguel, quien aseguró, sin embargo, que por el momento no existe ningún problema en este rubro.

La autoridad se sumó al ministro de Aguas, René Orellana, y al director de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) de La Paz, Víctor Hugo Rico, en su pedido a la población que racione su consumo de agua para evitar posibles desabastecimientos, como ya ocurre en el Chaco cruceño.

En la ciudad de La Paz, EPSAS negó que en el momento haya racionamiento, pese a la baja en un 75 por ciento en el nivel de las seis represas. Pero no descartó que se presente ese problema si continúa la falta de lluvias, principalmente en las cabeceras de las cordilleras.

Según información del Viceministerio de Desarrollo Rural y Agropecuario, son 48 los municipios afectados por la falta de lluvias. Entre ellos figuran: Charagua, Gutiérrez, Lagunillas, Camiri, entre otros, en el Chaco; Achocalla, Achacachi, Comanche, Corocoro, entre otros, en el altiplano.

El viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, anunció que hasta el momento ya se han distribuido 1.000 toneladas de alimentos y forraje en esos municipios, con la ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Explicó que los 26 millones de bolivianos solicitados para la atención de la emergencia serán destinados a la compra de cisternas, tanques plásticos, forrajes, melaza, semillas, picadoras e insumos veterinarios. Además, en la construcción de atajados, impermeabilización de atajados, rehabilitación de pozos de agua y la asistencia técnica productiva a los damnificados.

El Conarade se reunirá en oficinas de Cofadena desde las 08.30. Allí, cada municipio y Prefectura presentará un informe de evaluación de daños y análisis de necesidades. En función a esas demandas, los técnicos del Ministerio de Defensa elaborarán un informe dirigido al presidente Evo Morales con las recomendaciones pertinentes, entre las que no se descarta la declaratoria de emergencia en las áreas afectadas. Eso permitirá la dotación de mayores presupuestos.

Siete provincias paceñas son afectadas por el fenómeno de El Niño

El prefecto de La Paz, Pablo Ramos, informó ayer que siete provincias de las 20 sufren consecuencias del fenómeno de El Niño.

Las provincias afectadas son: Camacho, Bautista Saavedra, Franz Tamayo, Loayza, Pacajes, Murillo y Caranavi. En los que son nuevos los municipios con daños: Mocomoco, Puerto Acosta, Charazani, Pelechuco, Sapahaqui, Calacoto, Caquiaviri, Mecapaca y Caranavi, respectivamente.

Todos ellos sufrieron sequía y heladas. El número de familias damnificadas llega a 7.533, de los cuales la mayor cantidad están en Mocomoco, con 2.679, y Calacoto, con 2.567 familias.

Ellos perdieron 1.700 cabezas de camélidos y 520 de ovinos. También sufrieron mermas en su producción de papa, maíz, arroz y forraje. Perdieron 4.246 hectáreas de papa y 946 de maíz, entre otros.

Según información de la Prefectura, el principal requerimiento de esos municipios es la dotación de semilla, agua y forraje, para la alimentación de las personas y de sus animales. La primera autoridad del departamento explicó, sin embargo, que éstos son datos parciales, puesto que la evaluación de daños y análisis de necesidades (EDAN) está en plena elaboración y que podrá estar concluido en la siguiente semana.

Sin embargo, la autoridad se presentará con los resultados parciales en la reunión del Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Emergencias y Desastres (Conarade), en la que solicitará la declaratoria de emergencia para el departamento. También informó que actualmente se trabaja en la perforación de pozos.

El domingo será un “día sin sombra” y es posible que se marquen récords de calor

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció ayer que las altas temperaturas continuarán al menos hasta el lunes de la siguiente semana, porque los cielos estarán despejados hasta esa ocasión.

El director de esa institución, Félix Trujillo, anunció que el domingo 8 será el “día sin sombra”, cuando el sol se encuentra en lo más alto del cenit y cuando se aumenta la radiación.

Es probable que en esa jornada se rompan más récords de calor. Hasta el momento se marcaron tres nuevos récords históricos en el país, en Villamontes, Cobija y Bermejo.

En la primera región, el 31 de octubre el termómetro marcó 45,5 grados centígrados, cuando la temperatura máxima histórica se registró en 1993 con 45,3. El 1 de noviembre, en Cobija se registró 36,2, cuando en 1988 el máximo fue de 36. Y el 2 de noviembre, en Cobija se apuntó 45,5, cuando el histórico era de 44,4 que marcó el termómetro en 1995.

La Paz, El Alto y Oruro están cerca de los máximos históricos, pero hasta el momento no lo rebasaron. Los topes son: en La Paz, 26,4 en 2001; en El Alto, 22,2 en 1974, y en Oruro, 25,5 en 1973.

Trujillo destacó que las precipitaciones pluviales se normalizarán en la segunda quincena de diciembre. La autoridad explicó que esto se debe a que en los anteriores años se ha acortado la época de lluvias, que antes abarcaban desde octubre hasta abril, a diciembre, enero y febrero.

Como consecuencia del fenómeno de El Niño, la región oriental sufrirá intensas lluvias, como ya ocurrió en San Javier en Santa Cruz, y San Joaquín, Magdalena y San Ignacio de Moxos, en el departamento del Beni. También se prevé lluvias en el norte de La Paz.

Bolivia, entre los más vulnerables

Un especialista de Gran Bretaña, Simón Ticehurs, anunció ayer en La Paz que Bolivia es uno de los 10 países más vulnerables a los cambios climáticos que se están registrando en todo el mundo, por la destrucción acelerada de ecosistemas.

“Debemos tomar muy en serio este tema, es un problema que afecta a todo el planeta y particularmente a Bolivia, porque es uno de los países más vulnerables por el cambio climático que son y serán todavía más severos y la población pobre es la más expuesta a este fenómeno”.

Explicó que el cambio en el clima ha provocado el deshielo de glaciares en la cordillera Real, que han perdido su volumen entre 1975 y 2006.

“Este deshielo amenaza con la falta de energía eléctrica y agua”. También aseguró que los incendios forestales se originan a causa de sequías, además de la expansión de plagas, enfermedades y la pérdida de cosechas.

Según informes oficiales, a principios de 2009 se reportaron más de 58.000 casos de dengue y se registraron más muertes que en anteriores épocas.

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Julia Ramos, aseguró el miércoles que se garantizaron los recursos para combatir la sequía que afecta al menos a cinco departamentos del país, en especial a la región del Chaco. “Al momento está todo garantizado. Se trabaja con alimentos y riego, se ha coordinado con el Ministerio de Aguas”.

Los damnificados

La sequía afecta a seis departamentos del país y a 48 municipios, según datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Agropecuario.

Entre las regiones damnificadas están: La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca.

Los 48 municipios se distribuyen en dos regiones: Chaco y altiplano.

En la primera están: Charagua, Gutiérrez, Lagunillas, Camiri, Boyuibe, Cuevo, Entre Ríos, Monteagudo, San Pablo de Huacareta, Villamontes, Caraparí, Yacuiba, Villa Vaca Guamán, Macharetí y Huacaya.

En la segunda figuran: Achocalla, Achacachi, Comanche, Corocoro, Charaña, Nazacara, Carabuco y Aucapata.

Además: Chuma, San Andrés de Machaca, Jesús de Machaca, Tahuacanacu, Guaqui, Desaguadero, Luribay, Colquencha, Sica Sica, Ayo Ayo, Patacamaya y San Pedro de Curahuara.

También figuran: Papel Pampa, Chararilla, Catacora, Santiago de Machaca, Laja y Pucarani.

Los municipios del Chaco requieren de provisión de agua, alimentos para el ganado, insumos veterinarios, infraestructura para el agua y asistencia técnica.

Los del altiplano demandan: provisión de agua, alimentos para el ganado, insumos veterinarios, infraestructura para agua y asistencia técnica en producción pecuaria.

El Senamhi destacó que la falta de lluvias se prolongará hasta la primera quincena de diciembre.

Son 48 los municipios que en este momento requieren la ayuda del Gobierno en alimentos y agua.

En el Beni hay regiones que reportan “cero precipitación”





En el Beni hay regiones que reportan “cero precipitación”

- La sequía se hace más fuerte

El coordinador del Sistema de Alerta Temprana de la Prefectura del Beni, Luís Phillips, ayer informó que hay regiones que están con “cero precipitación” desde hace varios meses, y la deshidratación de la flora existente en ellas alcanzó el 60%.

Explicó que los sectores más afectados dentro del Departamento son Ballivián y parte de Iténez. A la falta de agua se suma la práctica de las quemas, situación que agrava la sequía y si no se ejerce control, el fuego podría consumir grandes extensiones de bosques.

Phillips dijo que existen focos de calor en las citadas provincias, pero son pequeños, en todo caso recomienda mucho cuidado porque la vegetación está seca y facilita que el fuego se propague con la ayuda de los vientos.

Sostuvo que la falta de agua, más aún en las regiones que están con “cero precipitación”, causa problemas a la agricultura, ganadería y otros sectores productivos, que a causa de este fenómeno tuvieron que alterar sus ciclos de producción.

El coordinador del Sistema de Alerta Temprana manifestó que por el momento existe pronóstico de chubascos para el resto de noviembre, y probablemente en diciembre recién se registren lluvias más fuertes.

NACIONAL

El responsable del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), Félix Trujillo, aseguró que el incremento de calor por los primeros efectos del fenómeno climático, afectará a varias zonas con severas sequías y altas temperaturas que se prolongarán hasta fin de año.

“El pasado fin de semana registramos 45.8 grados centígrados en Villamontes, rompiendo cualquier récord al igual que en otras regiones. Son reacciones del fenómeno de “El Niño”, como efecto del calentamiento global”, aseguró Trujillo.

Agregó que el fenómeno de “El Niño”, que comenzó este año con sequías, afectó a cinco departamentos y comenzó a preocupar a varias autoridades nacionales y departamentales, además de pobladores que habitan en La Paz, Oruro, Potosí y el Chaco de Chuquisaca y Tarija (fuente ANF).